Jesus Is Life

VALOR PARA ACTUAR

VALOR PARA ACTUAR.

2 CRÓNICAS 23:1 En el séptimo año del reinado de Atalía, el sacerdote Joiada decidió actuar. Se armó de valor e hizo un pacto con cinco comandantes del ejército… 2 Estos hombres viajaron en secreto por todo Judá y convocaron a los levitas y a los jefes de clanes de todas las ciudades para que fueran a Jerusalén. 3 Entonces se reunieron frente al templo de Dios, donde hicieron un pacto solemne con Joás, el joven rey. Joiada les dijo: ¡Aquí está el hijo del rey! ¡Ha llegado el momento para que él reine! El SEÑOR prometió que un descendiente de David sería nuestro rey. NTV.

Después de siete años de gobierno de la reina madre Atalía en el trono de David, el sacerdote Joiada al ver que el príncipe heredero legitimo al trono de Judá, tenía la edad suficiente y la capacidad para gobernar el reino, se armó de valor y tomó medidas para deshacerse de la usurpadora idólatra. El sacerdote pacientemente había esperado el momento oportuno y por fin el momento había llegado, después de siete largos años de soportar la maldad y la idolatría de la soberana. El momento de restaurar el orden divino de la monarquía judía había llegado.

Joiada actuó rápida y decididamente, hizo un pacto con cinco comandantes claves de la guardia del palacio, se aseguró la lealtad de ellos. Los comandantes viajaron en una misión secreta por todo Judá y convocaron a los levitas y a los príncipes de todas las ciudades para que fueran al templo del Señor en Jerusalén. Una vez que todos estuvieron reunidos, el sacerdote Joiada les contó cómo cautelosamente habían preservado con su esposa, la vida del joven príncipe, y les dijo: ¡Aquí está el hijo del rey! ¡Ha llegado el momento para que él reine! El SEÑOR prometió que un descendiente de David sería nuestro rey.

Gracias a las palabras del sacerdote en cuanto a las promesas de Dios, consiguió el interés de ellos en la causa real, y su promesa de apoyarla, mediante un juramento secreto de fidelidad para poner a Joás sobre el trono de su padre. La promesa de Dios a David sobre su dinastía es una fuerza que infunde confianza y da decisión, por eso todos los presentes unánimes decidieron apoyar la causa. En total acuerdo planificaron el derrocamiento de la reina, y escogieron un día de reposo como el día para actuar. Probablemente, el día para actuar sería en una de las fiestas anuales, cuando había una reunión general de la nación en la capital.

Atalía al haber asesinado a todos los posibles herederos al trono de Judá, gobernaba en total tranquilidad, sin temor de que alguien tramara su derrocamiento, al menos eso creía. Pero en secreto y sin que se diera cuenta la malvada reina, seguía adelante el plan para su derrocamiento. El pueblo de Judá estaba tan unido en el odio hacia la reina, que casi no quedó nadie que le informara sobre lo que iba a suceder. Hasta los mejores planes para hacer el mal se echan a perder, cuando la verdad y la voluntad de Dios son manifestadas.

Queridos hermanos, a pesar de que pudo haberle costado la vida, el sacerdote Joiada se armó de valor e hizo lo correcto al restaurar la adoración en el templo del Señor, y al ungir a Joás como nuevo rey de Judá, cumpliendo así la promesa de Dios hecha a David. Hay momentos cuando se debe tomar medidas para corregir un mal o declarar lo que es correcto. Hermanos, cuando estemos al frente de situaciones que no estén en conformidad a la palabra de Dios, debemos armarnos de valor y actuar. En el amor del Señor, debemos amonestar a las personas, para que no persistan en sus delitos y pecados.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x