• Jue. Jun 30th, 2022

LA BATALLA ES DEL SEÑOR

Nov 30, 2021

LA BATALLA ES DEL SEÑOR

2 CRÓNICAS 20:22 Cuando comenzaron a cantar y a dar alabanzas, el SEÑOR hizo que los ejércitos de Amón, de Moab y del monte Seir comenzaran a luchar entre sí. 23 Los ejércitos de Moab y de Amón se volvieron contra sus aliados del monte Seir y mataron a todos y a cada uno de ellos. Después de destruir al ejército de Seir, empezaron a atacarse entre sí. 24 De modo que cuando el ejército de Judá llegó al puesto de observación en el desierto, no vieron más que cadáveres hasta donde alcanzaba la vista. Ni un solo enemigo había escapado con vida. NTV.

Los moabitas, los amonitas y los meunitas se habían unido en una alianza para batallar contra Judá. Esta coalición armada dirigiría su ataque desde un flanco inesperado, habían logrado cruzar el mar Muerto sin que los centinelas judíos los detectaran. El enorme ejército enemigo se apareció en la puerta de Jerusalén sin advertencia, dándole muy poco tiempo o casi nada, para que el ejército judío se preparase para la batalla. Cuando el monarca del reino judío se enteró de la amenaza enemiga, era demasiado tarde para emprender una estrategia de batalla pues sus enemigos estaban listos para atacar.

En medio del caos y la aflicción, Josafat, no comenzó a llamar a sus tropas para la batalla, como lo hubiera hecho un rey mundano. En cambio, hizo acopio de su fortaleza espiritual, declaró un ayuno nacional y convocó al pueblo a una solemne reunión religiosa. Él sabía que la ayuda de Judá vendría de su eterno Creador, que hizo los cielos y la tierra. Una vez que todo el pueblo se había reunido en el templo de Jerusalén, el monarca se levantó y dirigió a su pueblo en oración a Dios.

Cuando la coalición enemiga avanzó en Judá, Dios habló por medio de Jahaziel y dijo a su pueblo que no tuvieran miedo a sus enemigos, pues la batalla no era de Judá, la batalla era del eterno Creador. Al escuchar la respuesta de Dios por medio de Jahaziel, Josafat ordenó a los cantores de su pueblo que dirigieran al ejército de Juda en cánticos de alabanza al eterno Creador. Cuando el ejército de Judá avanzaba al lugar de la batalla, todos los cantores levitas empezaron a cantar y a dar alabanzas, y el SEÑOR hizo que los ejércitos de Amón, de Moab y del monte Seir comenzaran a luchar entre sí.

En aquel día, mientras el pueblo de Dios entonaba el cántico de fe, el eterno Creador, trastornó la oposición para que los soldados peleasen entre sí y se destruyesen los unos a los otros. Por eso, en su llegada al campo de batalla, el ejército de Judá y los cantores levitas solo encontraron cadáveres de sus enemigos tirados a lo largo de todo el territorio. Dios había peleado por ellos y les había dado la victoria sobre sus enemigos. Ni un solo enemigo había escapado con vida de las manos del Señor.

Queridos hermanos, el rey Josafat, cuando la coalición armada de los moabitas, los amonitas y los meunitas, rodearon su reino, acudió al eterno Creador en oración para que les libere de la coalición armada. Por la fe del monarca judío, en aquel día, Dios peleó por ellos y les dio la victoria sobre sus enemigos. Hermanos, quizá no estemos luchando con un ejército físico armado como Josafat, pero todos los días luchamos con la tentación, la presión y huestes espirituales de maldad que quieren que nos rebelemos contra nuestro eterno Creador. Debemos recordar que, como creyentes, tenemos el Espíritu de Dios morando en nosotros. Si pedimos la ayuda de Dios cuando enfrentamos luchas, Dios peleará por nosotros y nos dará la victoria, porque nuestro Dios es todo poderoso y siempre obtiene la victoria.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x