Jesus Is Life

ATENDER LAS DEMANDAS

Nov 16, 2021
ATENDER LAS DEMANDAS.
2 CRÓNICAS 10:3 … los líderes de Israel mandaron a llamar a Jeroboam, y él junto con todo Israel fueron a hablar con Roboam. 4 Su padre fue un amo muy duro le dijeron. Alivie los trabajos tan pesados y los impuestos tan altos que su padre impuso sobre nosotros. Entonces seremos sus leales súbditos. 5 Roboam les respondió: Regresen en tres días y les daré una respuesta… 12 Tres días después, Jeroboam y toda la gente regresaron para conocer la decisión de Roboam… 13 Entonces Roboam les habló con dureza… 15 … no prestó atención al pueblo… 16 Cuando todos los israelitas se dieron cuenta de que el rey no iba a hacerles caso, respondieron: ¡Abajo la dinastía de David!… NTV.
Salomón durante su gobierno en Israel, había impuesto trabajos pesados y tributos demasiado altos a los habitantes del reino. El pueblo se encontraba afligido por estas pesadas cargas. Los pocos recursos que tenían se iban en los pagos de los impuestos a la corona. Cuando Roboam el hijo de Salomón asumió el trono, el pueblo pensó que sus cargas podían ser aliviadas, por eso, Jeroboam y los líderes del pueblo hebreo, acudieron ante el monarca para solicitarle que se les aliviara las cargas, reduciendo las largas jornadas de trabajo y los excesivos impuestos.
La solicitud del pueblo estaba fundamentada, ellos habían sido exigidos físicamente y económicamente por Salomón, no podían seguir soportando por más tiempo este yugo.    En la presencia del rey, los líderes fueron suficientemente cuidadosos en la manera en que expresaron su petición; no amenazaron con revelarse si no obtenían lo que querían, ellos sólo le pidieron a Roboam que les aliviara la carga. El pueblo no pidió que se les elimine los trabajos forzosos ni tampoco que se eliminaran los impuestos, solo pedían que se les redujera. Esta petición no eran nada del otro mundo, era sencilla y fácil de ejecutar.
La petición del pueblo no fue en una sola dirección, pues ellos prometieron que, si su petición era aceptada, el monarca tendría la lealtad del pueblo a la corona. Al cabo de tres días, Jeroboam y el pueblo volvieron por su respuesta, pero Roboam les habló con dureza, no prestó atención a las peticiones del pueblo, más bien les amenazó con incrementar la carga.  Roboam motivado por el hambre de poder y la avaricia, decidió no escuchar a su pueblo, prefirió ejecutar su dictadura y ejercer más opresión al reino.
El monarca, no necesitaba más dinero ni poder ya que había heredado el reino más rico del mundo. No necesitaba más control porque él era el rey. Sus demandas estaban basadas en el egoísmo más que en la razón o en el discernimiento espiritual. La actitud déspota de Roboam ocasionó la ruptura del reino. Los líderes israelitas desconocieron como soberano de la nación a Roboam, y decidieron no seguir siendo un reino unificado. La paz y la unidad que caracterizaron al gobierno de Salomón, se vieron arruinadas por la insolencia de su hijo.
Queridos hermanos, el pueblo hebreo estaba cansado de la opresión que había sufrido durante el reinado de Salomón, por eso, cuando su hijo Roboam asumió el trono, acudieron ante él para que les aliviaran las cargas, pero en ves de ser aliviadas las cargas fueron aumentadas. Al igual que Roboam, algunas personas cuando ocupan un cargo de liderazgo, no prestan atención a las demandas del personal a su cargo, prefieren ignorarlas y ocasionan un malestar interno. Hermanos, si estamos al frente de un grupo, en nuestro trabajo o ministerio, es importante que prestemos atención a las demandas o sugerencias de los miembros de nuestro grupo. Si alguna demanda o sugerencia es viable ponerlas en práctica, hagámosla, no seamos déspotas, ni autoritarios con nuestro personal. “La respuesta apacible desvía el enojo, pero las palabras ásperas encienden los ánimos.” Proverbios 15:1.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x