Jesus Is Life

PURIFICACIÓN

PURIFICACIÓN.
2 CRÓNICAS 4:2 Luego fundió un enorme tazón redondo, que medía cuatro metros y medio de borde a borde, llamado el Mar. Tenía dos metros con treinta centímetros de profundidad y cerca de catorce metros de circunferencia. 5 El grosor del Mar era de unos ocho centímetros, su borde era acampanado como una copa y se parecía a una flor de nenúfar. Tenía capacidad para unos sesenta y tres mil litros de agua. 6 También hizo diez tazones más pequeños para lavar los utensilios que se usaban para las ofrendas quemadas. Colocó cinco en el lado sur y cinco en el lado norte; pero los sacerdotes se lavaban en el Mar. NTV. 
Una vez que la estructura del templo fue terminada de construir, el monarca hebreo ordenó construir los adornos o acabados del templo con: oro, plata, bronce y piedras preciosas. También ordenó construir la mobiliaria y los utensilios para los diferentes rituales sacrificiales que se debían realizar en el templo. Una de las mobiliarias que debía ser construida era el Mar. Un gran depósito de agua que sería utilizada justamente en los rituales sacrificiales.
Esta pila o Mar de bronce. Era un recipiente de agua muy grande colocado al lado sur del templo, entre la puerta de entrada al templo y el altar de los holocaustos. Esta pila era de dos metros con treinta centímetros de profundidad y cerca de catorce metros de circunferencia. El grosor del Mar era de unos ocho centímetros, su borde era acampanado como una copa y se parecía a una flor de nenúfar. Tenía capacidad para unos sesenta y tres mil litros de agua.
El agua de esta enorme pila muy adornada con flores, era utilizada para los lavados ceremoniales relacionados con los sacerdotes mismos. Como para la purificación de sus manos y pies antes de acercarse al altar o de entrar en el Lugar santo. La fuente de bronce fundido indicaba la necesidad de limpieza espiritual de los sacerdotes. Los rabinos creían que esta fuente contenía aproximadamente unos sesenta y tres mil litros de agua, donde los sacerdotes se sumergían completamente. Es probable que la fuente de bronce simbolizara originalmente el triunfo del eterno Creador sobre el caos reinante antes de la creación.
Para los judíos, el agua es muy importante en los diferentes rituales de purificación, usados para restablecer o mantener la pureza en el ser humano. El lavarse las manos y los pies o la inmersión total o baño ritual judío en agua viva, es decir, en el mar, un río, un manantial o en un mikvah. Se lleva a cabo antes de los servicios religiosos, antes y después de los alimentos o en otras ocasiones especiales. Los sacerdotes que no se lavaban para hacerse limpios morían
Queridos hermanos, para el pueblo hebreo era importante la purificación a través del agua, por eso antes de presentar los rituales sacrificiales, simbólicamente se lavaban las manos y los pies en el Mar de bronce, y así purificarse para ser dignos de presentar los sacrificios al eterno Creador. Hermanos, en contraste al pueblo hebreo, los cristianos encuentran su purificación a través del sacrificio que Cristo Jesús hizo en la cruz. La sangre de Cristo purifica a todo aquel que le recibe como su Señor y salvador.  “Vengan ahora. Vamos a resolver este asunto dice el Señor. Aunque sus pecados sean como la escarlata, yo los haré tan blancos como la nieve. Aunque sean rojos como el carmesí, yo los haré tan blancos como la lana” Isaías 1:18.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x