Jesus Is Life

BENDECIDOS PARA BENDECIR

1 CRÓNICAS 14. BENDECIDOS PARA BENDECIR.

1 Hiram, rey de Tiro, envió mensajeros a David, junto con madera de cedro, así como canteros y carpinteros para que le construyeran un palacio. 2 Entonces David se dio cuenta de que el SEÑOR lo había confirmado como rey de Israel y que había bendecido su reino en abundancia por amor a su pueblo Israel. NTV.

Poco tiempo después de que todas las tribus de Israel proclamaran a David como el único soberano del reino. Hiram, rey de Tiro, fue uno de los primeros monarcas de las naciones vecinas en reconocer este cambio de poder que se había establecido en el reino de Israel. Hiram, reconoció a David como el nuevo monarca de Israel. Ahora el hijo de Isaí, se había convertido legalmente en un hombre al que era necesario tener en cuenta para mantener futuras relaciones políticas con el reino de Israel

El territorio israelita, era un cruce de caminos a través de los que pasaban muchas rutas importantes de comercio del mundo antiguo. Con el ascenso de David al poder, ahora los israelitas controlarían esas conexiones vitales de comercio. El rey de Tiro reconoció este hecho y la importancia de mantener una adecuada relación con el monarca hebreo, ya que su reino era una ciudad portuaria, situada al norte de Israel a lo largo de la costa del Mediterráneo, y necesitaba que sus comerciantes puedan transitar libremente por esos caminos y así puedan realizar transacciones comerciales con otras naciones. Razón por la cual Hiram dio el primer paso para estrechar las relaciones bilaterales con David.

Con el propósito de establecer relaciones políticas con el reino de Israel, Hiram, rey de Tiro, envió mensajeros a David, junto con la mejor madera de cedro, así como canteros y carpinteros para que apoyen en la construcción del palacio real. Con estos presentes, el rey de Tiro estaba confiado en ganarse el aprecio de David, ya que Israel no contaba con el suministro necesario de la madera para terminar la construcción. En cambio, Tiro tenían en abundancia de esta madera, ya que tenía los mejores bosques de Cedro en el Líbano, y eran reconocidos a lo largo del mundo antiguo. Tiro sin duda podía suministrar lo que le faltaba a Israel.

En las acciones del rey de Tiro, David vio la mano de Dios y comprendió que el SEÑOR lo había confirmado como rey de Israel, y que había bendecido su reino en abundancia por amor a su pueblo Israel. Para David los emisarios de Hiram eran una clara evidencia de que Dios lo había bendecido por causa de su pueblo Israel. El ungimiento de David como monarca de Israel, no había sido para la exaltación de una persona, sino de un pueblo, y no para que se gloriaran ellos, sino para que fuera proclamada la promesa de que por medio de ellos serían benditas todas las naciones de la tierra.

Queridos hermanos, por la visita de los emisarios de Hiram con los presentes, David se dio cuenta de que Dios lo había prosperado y entregado el reino en sus manos, no para exaltarlo o para glorificarlo, sino por el amor a su pueblo Israel. En la actualidad al igual que en el pasado, Dios coloca a los hombres en el poder, o derrama de sus bendiciones en la vida de ellos, no para su propio beneficio, sino con el propósito de bendecir a otros a través de ellos. Hermanos, a menudo somos tentados a usar nuestra posición o posesiones sólo para nuestro propio beneficio. Pero no debemos ceder ante esa tentación, pues debemos tener siempre presente que Dios nos ha colocado donde estamos y nos ha dado todo lo que tenemos para que podamos animar a otros y compartir con aquellos que están en necesidad. Y recordemos siempre, que Dios nos bendice, no porque lo hayamos ganado ni porque lo hayamos merecido por todas nuestras buenas acciones. Somos bendecidos por causa de nuestro Señor Jesucristo, debido a sus acciones y su muerte en la cruz.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x