Devocional

CLAMOR A DIOS.

2 REYES 19. CLAMOR A DIOS.

14 …Ezequías subió al templo del SEÑOR …15 … hizo la siguiente oración: ¡Oh SEÑOR, Dios de Israel… Sólo tú eres el Dios de todos los reinos de la tierra. Sólo tú creaste los cielos y la tierra. 16 ¡Inclínate, oh SEÑOR, y escucha! ¡Abre tus ojos, oh SEÑOR, y mira! Escucha las palabras desafiantes de Senaquerib contra el Dios viviente. 17 los reyes de Asiria … 18 Han arrojado al fuego a los dioses de esas naciones y los han quemado, ¡Por supuesto que los asirios pudieron destruirlos, pues no eran dioses en absoluto!… 19 … oh SEÑOR nuestro Dios, rescátanos de su poder; así todos los reinos de la tierra sabrán que sólo tú, oh SEÑOR, eres Dios. NTV.

El ejército asirio tenía bajo su dominio a varias ciudades fortificadas del reino del sur, y estaba en espera de que el rey Ezequías finalmente se sometiera a su dominio. El rey asirio no quería seguir esperando a Ezequías y envió a uno de sus mensajeros con una carta dirigida al monarca para que entregara voluntariamente el reino en sus manos, y evitara así la confrontación armada entre los ejércitos. El ejército del rey Senaquerib tenía rodeada completamente la ciudad de David, por eso se sentía victoriosos, y pensaba que no hacía falta una batalla para conquistar definitivamente el reino de Judá.

Al recibir la carta de Senaquerib, el rey Ezequías vio que la situación del reino era adverso y muy desesperante, el monarca sintió en su ser que era humanamente imposible salir victorioso de esa situación. Por eso, acudió al templo en busca de ayuda y dirección del eterno Creador. El monarca en su reinado había confiado en el Señor y había hecho lo recto ante sus ojos. Había luchado contra la idolatría que gobernaba en el reino, había derribado los postes, los santuarios y los diversos ídolos dedicados a los dioses paganos. Ezequías en la adversidad de su reino, confiadamente entró en el templo del Señor para buscar su pronto socorro.

El monarca una vez en el interior del templo, extendió una plegaria desde lo más íntimo de su ser al eterno Creador. En su oración Ezequías reconoció la soberanía de Dios y la total dependencia de Judá en Él. Reconoció que el Soberano de Israel es el Dios de todos los reinos de la tierra; el Creador del mundo; quien está entronizado por sobre los querubines en el lugar santísimo en medio de su pueblo. Ezequías también apeló a Dios a que escuchara la blasfemia hecha por Senaquerib en contra del Dios santo de Israel. Además, le confesó que el ejército asirio había tenido grandes victorias en contra de varias naciones y sus dioses. Pero que los dioses de esas naciones no eran verdaderos dioses, sino dioses hechos por manos humanas que no podían hacer nada para dar libertad. En sus palabras finales de oración, el rey pidió la liberación de su reino de la mano de Senaquerib.

Queridos hermanos, Ezequías en su momento de angustia, clamó a Dios de todo corazón, y en su oración reconoció varios de sus atributos divinos, lo ensalzó, y lo glorificó por lo que Él es, y lo que puede hacer. Reconoció que en los momentos de angustia Dios es el único refugio, capaz de escuchar y acudir en su socorro. La oración hecha por Ezequías, proporciona al creyente un buen modelo a seguir en su clamor a Dios. Los creyentes no deben tener temor de acercarse a Dios con sus oraciones, sino que deben ir a Él con respeto por lo que Él es y por lo que puede hacer en favor de los que le aman y le temen. Hermanos, la oración a nuestro amado Creador debe ser nuestra primera respuesta en cualquier crisis. No debemos esperar hasta que se pierda toda esperanza en la situación. Ore diariamente por su dirección. Nuestros problemas son oportunidades para Dios y siempre Él está dispuesto a socorrer a todos sus hijos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x