Devocional

ADORAR SOLO A DIOS

2 REYES 17. ADORAR SOLO A DIOS.

27 el rey de Asiria ordenó: Manden de regreso a Samaria a uno de los sacerdotes desterrados; que viva allí y les enseñe a los nuevos residentes las costumbres religiosas del Dios de ese lugar. 28 Entonces uno de los sacerdotes que había sido desterrado de Samaria regresó a Betel y les enseñó a los nuevos residentes cómo adorar al SEÑOR. 29 Sin embargo, los diversos grupos de extranjeros a la vez siguieron rindiendo culto a sus propios dioses. En todas las ciudades donde habitaban, colocaron sus ídolos en los santuarios paganos que la gente de Samaria había construido. NTV.

El monarca asirio continuó demandando grandes tributos a las naciones vasallas, entre estas se encontraba el reino de Israel. Oseas, el rey de Israel, decidió rebelarse en contra de Asiria y unió fuerzas con el rey So de Egipto, para ir en contra de Salmanasar, pero la coalición no pudo derrotar al ejército asirio. Ante la rebelión y la negativa de pagar tributos, el rey Salmanasar atacó y sitió a Samaria durante tres años. Pero antes de que Samaria cayera, el monarca asirio murió. Su sucesor, Sargón II, se acreditó el triunfo por la captura de la ciudad, destruyendo la nación de Israel y llevando cautiva a su gente.

Tras exiliar a los habitantes de Samaria, el monarca asirio, repobló el reino del norte con habitantes de otras naciones. Cuando los asirios conquistaban algún territorio, reubicaban al pueblo en lugares diferentes. De esa manera esperaban destruir cualquier espíritu de nacionalismo y reducir las posibilidades de rebelión. Al repoblar Israel con cautivos extranjeros hacía difícil que los israelitas que no fueron exiliados puedan reunificar fuerzas para retomar el control de la nación. Con el pasar de los tiempos, los colonos extranjeros se casaron con los pocos israelitas que quedaban en la tierra, dando origen de esta manera el pueblo conocido como samaritanos, un grupo étnico mixto con su propia religión y sus propias costumbres. Este grupo fue despreciado por los judíos, aún durante los días de Jesús.

El paganismo de los nuevos habitantes en la tierra prometida no le agradó al eterno Creador, como tampoco le había agradado la idolatría de los habitantes anteriores. Por lo tanto, el Señor envió leones sobre los habitantes para darse a conocer que Él era el dueño y Señor del territorio en el cual estaban habitando. Los leones empezaron a devorar a los habitantes, y causaron gran temor, por eso, muchos colonos abandonaron Samaria para escaparse de la ira de Dios. Cuando el problema de los leones fue presentado al rey de Asiria, el monarca ordenó que un sacerdote originario de Samaria retornase a su tierra, para que enseñe a los nuevos colonos las costumbres y tradiciones religiosas propias de la nación y así calmar la ira de Dios.

A pesar de que el sacerdote Israelita, les dio a conocer las leyes y la manera apropiada de adorar al eterno Creador, los colonos no lo adoraron según las leyes que se les enseñó. Ellos llegaron a tener al Dios Israel, pero no dejaron de honrar a sus dioses. Respetaron el poder del Señor que había enviado leones entre ellos, pero con su corazón sirvieron a sus dioses anteriores. Los colonos de las regiones mesopotámicas combinaron el culto del Dios de Israel con sus religiones anteriores.

Queridos hermanos, los nuevos pobladores de Israel adoraban a Dios sin dejar sus costumbres paganas. Adoraban a Dios para apaciguarlo en vez de hacerlo para agradarle, tratándolo como si fuera un amuleto de buena suerte o como otro ídolo para añadir a su colección. Una actitud similar es común en la actualidad, pues algunas personas a pesar de haber aceptado a Cristo en sus corazones, no dejan de lado a los ídolos adquiridos en sus vidas pasadas. Asisten a las iglesias a adorar a Dios, pero también siguen poniendo su fe en sus ídolos para ayudarles en los momentos de Crisis. Hermanos, debemos de entender que Dios basta para suplir todas nuestras necesidades, es al único a quien debemos rendir confianza y adoración. Deseche cualquier ídolo que pueda tener en su vida. Empiece a confiar, y adorar solo al único Dios viviente.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x