Devocional

2 REYES 15

TROPEZAR EN LA MISMA PIEDRA.
8 Zacarías, hijo de Jeroboam II, comenzó a gobernar Israel durante el año treinta y ocho del reinado de Uzías en Judá, y reinó en Samaria seis meses. 9 Zacarías hizo lo malo a los ojos del SEÑOR, igual que sus antepasados. Se negó a apartarse de los pecados que Jeroboam, hijo de Nabat, hizo cometer a Israel. 10 Entonces Salum, hijo de Jabes, conspiró contra Zacarías, lo asesinó en público y ocupó el trono en su lugar. 12 Así se cumplió el mensaje que el SEÑOR le había dado a Jehú cuando dijo: «Tus descendientes serán reyes de Israel hasta la cuarta generación. NTV.
¿Alguna vez usted se ha tropezado con la misma piedra?. Me imagino que sí, pues la realidad es que: “el hombre es el único ser que se tropieza dos veces con la misma piedra”. De tropezar y tropezar, hay algunas personas que llegan a encariñarse de la piedra y terminan cayendo no solo una, sino varias veces más en la misma piedra. Aunque las caidas en muchas veces sean muy dolorosas, las personas se niegan a aprender de sus errores. Zacarías el monarca del reino del norte, conocía la trágica muerte de sus predecesores en el trono de Israel, por no haber gobernado bajo los lineamientos del eterno Creador, pero a pesar de ese conocimiento, prefirió seguir los mismos pasos que ellos, conduciéndose de esa forma a compartir del mismo destino.
Tras la muerte de Jeroboam II, su hijo Zacarías le sucedió en el trono de Israel. El monarca gobernó Israel durante el año treinta y ocho del reinado de Uzías en Judá, y reinó en Israel seis meses. En su reinado, siguió los mismos pasos que sus predecesores, no gobernó bajo la autoridad y la dirección del eterno Creador, por lo contrario, rindiendo culto a los becerros de oro en Dan y Betel alentó a Israel para que pecara al adorar ídolos, al igual que lo había hecho Jeroboam, hijo de Nabat en el pasado.
Zacarías al no apartarse de los pecados de sus predecesores, selló el destino de su corto reinado en Israel. En el sexto mes del reinado de Zacarías; Salum, hijo de Jabes, conspiró contra el monarca, lo asesinó en público y ocupó el trono en su lugar. Cumpliéndose de esa forma la promesa hecha por el eterno Creador a Jehú. Zacarías fue asesinado en Ibleam, un poblado en el valle de Jezreel cercano al lugar donde Jehú mató a Ocozías. Su muerte marcó el fin de la dinastía de Jehú, siendo Zacarías la cuarta generación que Dios había prometido a Jehú que se sentaría en el trono de Israel.
La conspiración de Salum fue seguida por un cambio dinástico que fue uno de los varios que se produjeron en un breve período de 20 años. Una vez muerto Zacarías, Salum empezó a gobernar en el reino del norte. El nuevo monarca no pertenecía a la familia real, por eso, esta ascensión al trono de Israel tuvo como consecuencia un período de guerra que duró treinta años, dejando finalmente el reino de Israel en manos del rey de Asiria.
Queridos hermanos, el eterno Creador había escogido a Jehú para destruir la casa de Acab y liberar al reino del Norte de la adoración a Baal. Como Jehú había hecho bien ese trabajo, Dios le prometió que su familia iba a gobernar sobre el reino de Israel, pero por cuanto volvió al pecado de Jeroboam, el Señor estableció que el gobierno de la dinastía de Jehú solo sería por cuatro generaciones. El último reinado de la casa de Jehú en Israel fue corto, debido a que Zacarías, su descendiente, siguió los caminos perversos de Jeroboam. Hermanos, Zacarías conocía el destino que le esperaba si no se apartaba de los caminos de Jeroboám, pero a pesar de eso no se apartó, siguió el ejemplo de sus predecesores, tropezando una y otra vez en el mismo pecado condenado por el Señor. Al igual que la descendencia de Jehú, los cristianos no nos apartamos de las cosas que le desagradan a Dios, seguimos una y otra vez cometiendo los mismos pecados, ofendiendo de gran manera al Señor. Para no tener el mismo destino que la descendencia de Jehú, debemos apartarnos de todo lo que nos hace tropezar en nuestra vida cristiana, debemos alejarnos de esa piedra lo más lejos posible, y pedir a Dios que nos de la fortaleza necesaria para no volver a caer.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x