Devocional

2 REYES 9

¿HAY PAZ?

16 … Jehú subió a un carro de guerra y fue a Jezreel a buscar al rey Joram… 17 Cuando el centinela de la torre de Jezreel divisó a Jehú… gritó a Joram: ¡Una compañía de soldados se aproxima! Manda a un jinete a preguntarles si vienen en son de paz ordenó el rey Joram. 20 El centinela exclamó: ¡El mensajero llegó hasta ellos, pero tampoco regresa!… 21 … Entonces el rey Joram de Israel y el rey Ocozías de Judá salieron en sus carros de guerra a encontrarse con Jehú… 22 El rey Joram preguntó: ¿Vienes en son de paz, Jehú? ¿Cómo puede haber paz cuando la idolatría y la brujería de tu madre, Jezabel, están por todas partes? contestó Jehú. NTV.

Bajo las órdenes del eterno Creador, el profeta Eliseo envió a un joven profeta para que ungiera a Jehú como nuevo monarca de Israel. Una vez ungido, Jehú formó su ejército y se rebeló en contra del monarca del reino del norte. Antes de que se expanda la noticia de su investidura como nuevo monarca de Israel por parte del eterno Creador, Jehú se apresuró y marchó con su ejército a Jezreel, lugar donde se encontraban los monarcas de los reinos divididos, ya que Joram, el monarca del reino del norte había sido herido en batalla en contra de Aram, y se estaba resguardando en su palacio en Jezreel mientras se recuperaba de su herida.

Uno de los centinelas del rey Joram, vio que se acercaba la tropa de Jehú y lo notificó al monarca, quien ordenó enviar a mensajeros para ver si Jehú venía al palacio en son de paz. El centinela, por dos veces envió a mensajeros para reconocer las intenciones de la tropa que se acercaba, pero Jehú les impidió volver al palacio. Entonces el centinela notificó al monarca que la forma impetuosa de conducir era como la de Jehú. Entonces Joram subió a su carro, acompañado de su sobrino Ocozías, rey de Judá, suponiendo que traería noticias importantes acerca de Ramot de Galaad.

Al llegar al encuentro de Jehú, el monarca del reino del norte le saludó con la frase: ¿Vienes en son de paz, Jehú? pero este le contestó con palabras agresivas. Jehú le dijo: ¿Cómo puede haber paz cuando la idolatría y la brujería de tu madre, Jezabel, están por todas partes?. En un pueblo sin la adoración al verdadero Dios se vuelve caótica. En un pueblo sin la dirección de Dios, cada hombre hace lo que bien le parece en conformidad a su corazón perverso, sin importar el bienestar de los demás. Un pueblo sin Dios no puede tener paz, pues solo el eterno Creador es quien da la paz verdadera: » La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo…» Juan 14:27. El pueblo de Israel controlado por la idolatría y la brujería, no tenía a Dios en sus corazones por lo tanto Israel no tenía paz.

Queridos hermanos, la brujería, la idolatría y la adoración a los dioses paganos, gobernaban los reinos de Israel. Ante el crecimiento de esta maldad, los monarcas no habían hecho nada para contrarrestarlas, pues ellos bajo la influencia de Acab y Jezabel pensaron erróneamente que estas prácticas eran normales y daban paz al pueblo. En un pueblo apostata no puede haber paz, por eso ante el aparecimiento de la apostasía en nuestras congregaciones debe ser erradicada desde la raíz, pues si no lo hacemos, la rebelión en contra de Dios crecerá, muchos se apartarán del camino de la fe, e irán en busca de otros dioses a quien adorar como lo hizo el pueblo hebreo. Hermanos, en la actualidad, la apostasía poco a poco está infectando a las iglesias de Dios, porque muchos pseudos líderes cristianos están torciendo el evangelio y llevando a la confusión a los hijos de Dios, Por eso, si usted anhela estar en paz con su Creador, debe permanecer firme arraigado a la palabra de Dios. No se deje influenciar por las corrientes apostatas que tuercen el evangelio de nuestro amado Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x