• Jue. Jun 30th, 2022

2 SAMUEL 15

Jul 6, 2021
ESCAPAR NO SIEMPRE ES COBARDÍA.
13 Pronto llegó un mensajero a Jerusalén para decirle a David: «¡Todo Israel se ha unido a Absalón en una conspiración en su contra!». 14 … David dijo a sus hombres. ¡Apresúrense! Si salimos de Jerusalén antes de que llegue Absalón, tanto nosotros como la ciudad nos salvaremos del desastre. 16 Entonces el rey salió de inmediato junto con todos los de su casa. No dejó a nadie excepto a diez de sus concubinas para que cuidaran el palacio. NTV.
Absalón uno de los hijos de David, dominado por la amargura y el rencor en contra de su padre, tramó un plan para quedarse con la corona de Israel. Reunió un grupo de hombres para que lo resguardaran y lo apoyaran en su plan. Todas las mañanas durante cuatro años, se sentó en las puertas de la ciudad de Jerusalén, y recibía a todos los hombres que iban en busca de David para que les haga justicia en un asunto determinado. A cada persona que acudía, le daba la razón en su asunto y añadía que si él fuera el rey, el juicio sería en favor de ellos. De esa forma, poco a poco fue ganándose la simpatía de los hebreos.
Una vez que Absalón se sintió respaldado por un número importante de compatriotas. Se dirigió a la ciudad de Hebrón para autoproclamarse rey de Israel. Una vez en Hebrón, Absalón envió cartas a los líderes de las diferentes tribus de Israel para que lo respaldaran en su rebelión en contra de David. Además, a su rebelión había invitado a Ahitofel, uno de los consejeros de David que vivía en Gilo. En poco tiempo muchos más se unieron a Absalón, y la conspiración cobró fuerza. Finalmente, Absalón se proclamó como nuevo monarca del pueblo hebreo.
David al saber de la noticia de que su hijo Absalón se había revelado en contra de él, decidió evacuar inmediatamente la ciudad, pues la noticia era que las fuerzas insurrectas estaban ya en camino a la ciudad de Jerusalén para hacerse del trono de Israel a la fuerza. David a pesar de tener al eterno Creador de su parte, no quería batallar en contra de su hijo, tampoco quería arriesgar la pérdida de numerosas vidas o ver destruida su amada ciudad. Además, era lo suficientemente sensible como para ver que eso también era parte de la disciplina que Dios tenía para él. Por eso muy temprano en la mañana siguiente, ordenó a todo el personal de su palacio que empacaran lo que pudieran, y se prepararan para salir de Jerusalén.
David huyó rumbo al este, alejándose de la ciudad con todos los sirvientes de su casa y la guardia del palacio, dejando a diez de sus concubinas para que resguardaran el palacio, mientras Absalón llegaba a posesionarse en el trono. Si David no hubiera escapado de Jerusalén, la guerra siguiente lo habría destruido a él y a los habitantes inocentes de la ciudad. Pero bajo la sabiduría de Dios había elegido lo mejor para su pueblo en ese momento. Algunas luchas que se cree que son necesarias pueden resultar costosas y destructivas para aquellos que están alrededor. En tales casos, es sabio ceder y dejar la pelea para otro momento, incluso si al hacerlo hiere el orgullo. Se requiere valor para pararse y luchar, pero también para ceder cuando se deba por el bien de otros.
Queridos hermanos, David demostró lo que lo había hecho grande ante los ojos de Dios; había pasado demasiadas pruebas para dejar de apoyarse en él en esta ocasión, por eso, en vez de quedarse aferrado a la corona y enfrentarse a su hijo, sabiamente decidió salir del palacio, dejando que Absalón ocupara el trono, y así preservar la vida de muchos inocentes de Jerusalén. Hermanos, muchos piensan que escapar y no batallar es muestra de cobardía, pero escapar no siempre es cobardía, es una sabia decisión que se debe de tomar para no lastimar. Si en algún momento tiene que enfrentarse a alguien, no lo haga con la cabeza caliente, sea sabio y escápese de esa situación, aunque los demás piensen que lo hace por cobardía.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x