Devocional

1 SAMUEL 20

PACTO DE LEALTAD.

35 A la mañana siguiente… Jonatán salió al campo acompañado por un muchachito para que le recogiera las flechas. 37 Cuando el niño casi llegaba a donde estaba la flecha, Jonatán gritó: La flecha está más adelante. 41 En cuanto se fue el niño, David salió de su escondite cerca del montón de piedras y se inclinó ante Jonatán tres veces, rostro en tierra. Mientras se abrazaban y se despedían, los dos lloraban… 42 Finalmente, Jonatán le dijo a David: Ve en paz, porque nos hemos jurado lealtad el uno al otro en el nombre del SEÑOR. Él es testigo del vínculo que hay entre nosotros y nuestros hijos para siempre. Después David se fue, y Jonatán regresó a la ciudad. NTV.

La lealtad es uno de los valores indispensables que las personas deben poseer. Esta virtud que se desenvuelve en la conciencia de las personas, en el compromiso de defender y de ser fieles a lo que creemos y en quien creemos. La lealtad es una virtud que consiste en la obediencia de las normas de fidelidad, honor, gratitud y respeto por alguna cosa o por alguien bien sea hacia una persona, gobierno, comunidad, entre otros. Jonatan al despedirse de su amado amigo, le reconfortó para que se marchara en paz pues habían hecho un pacto de lealtad perpetua en presencia del eterno Creador.

Al comienzo de cada mes, los israelitas se reunían para celebrar el Festival de la Luna Nueva. En esta celebración debían estar presentes todos los que servían al rey en el palacio, pero David, el capitán del ejército hebreo no iba a estar presente en esta celebración, pues temía que el monarca aprovechara la ocasión para asesinarlo , razón por la cual le había dicho a su amigo Jonatán que le justificase ante su padre si le preguntaba. Cuando se inició la fiesta de la luna nueva, Saúl notó la ausencia de David, pero no dijo nada sobre ella, pensando: Que estaba impuro. El segundo día, sin embargo, Saúl le preguntó a Jonatán acerca del ausente David. Jonatán le respondió según lo acordado, agregando solamente que había solicitado ir a la celebración de su familia debido a la insistencia de un hermano mayor.

Ante la respuesta de Jonatán, Saúl enfurecido le lanzó una lanza, esta reacción hizo notar a Jonatán de los verdaderos planes en contra de David. Razón por la cual se levantó de la mesa, se marchó airado y ofendido. Al día siguiente muy temprano en la mañana, Jonatán salió a practicar el tiro al blanco en el mismo terreno en el que estaba escondido David. Jonatán lanzó una flecha más allá del niño que las recogía, cuando el niño casi llegaba a donde estaba la flecha, Jonatán gritó: la flecha está más adelante. A través de esta última frase, Jonatán le hizo saber a su amigo que le sería riesgoso aparecer en la corte real.

Jonatán, sabiendo que su amigo estaría viéndolo, dio el arco y las flechas al niño y lo envió de vuelta a la ciudad. Una vez que Jonatán se quedó solo, David salió de su escondite y ambos amigos se encontraron por la que creyeron sería la última vez que se verían. David rindió honores al hijo del rey y heredero natural del trono postrándose tres veses ante su amigo. Una vez que se despidieron, Jonatán le dijo a su amigo: que se marchara en paz, y le recordó el pacto perpetuo de lealtad hecho en presencia de Dios.

Queridos hermanos, David y Jonatán a pesar de las circunstancias difíciles que atravesaban pudieron cultivar una hermosa amistad, y al despedirse hicieron un pacto de lealtad perpetua ante el Señor. Ambos jóvenes sabían cuánto valía un amigo. Hermanos, nos corresponde a nosotros mantener cuidadosamente las amistades que Dios nos ha dado, porque un amigo es uno de los tesoros más preciosos de la vida. Aunque no hayamos hecho un pacto de lealtad con ellos, como lo hicieron David y Jonatán, debemos mantenernos siempre leales a nuestros amigos.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x