Devocional

1 SAMUEL 17

VICTORIA SOBRE LOS GIGANTES.
 
32 No te preocupes por este filisteo le dijo David a Saúl. ¡Yo iré a pelear contra él! 33 … respondió Saúl. ¡No hay forma de que tú puedas pelear contra ese filisteo y ganarle! Eres tan sólo un muchacho… 34 Pero David insistió: He estado cuidando las ovejas y las cabras de mi padre. Cuando un león o un oso vienen para robar un cordero del rebaño, 35 yo… rescato el cordero de su boca. Si el animal me ataca, lo tomo de la quijada y lo golpeo hasta matarlo. 36 Lo he hecho con leones y con osos, y lo haré también con este filisteo pagano, ¡porque ha desafiado a los ejércitos del Dios viviente! NTV.
 
En la antigüedad, a veces los ejércitos evadían una batalla muy costosa al enfrentar a su guerrero más fuerte, contra el guerrero más fuerte de sus enemigos. Esto evitaba un gran derramamiento de sangre, porque el ganador de la pelea era considerado el ganador de la batalla. El ejército del perdedor debía rendirse y someterse ante sus enemigos. Los hebreos y los filisteos por varios años habían tenido enfrentamientos, unas escaramuzas ganaban los hebreos y otras los filisteos, pero ninguno de los ejércitos lograba la victoria definitiva. Ante estas constantes batallas, Goliat salió al paso como representante del ejército filisteo para luchar la batalla definitiva.
 
Goliat era un hombre de estatura gigantesca, se presentó como el campeón de los filisteos y desafiaba a un adversario del ejército de Israel para la lucha definitiva. El campeón filisteo medía unos 3 metros de altura, y vestía una armadura de unos 75 kilogramos de peso y llevaba una lanza como un rodillo de telar, con una cabeza de hierro de 10 kilogramos. Oyendo el desafío que había lanzado el filisteo, Saúl y todo Israel se turbaron, nadie del ejército hebreo se atrevió a aceptar el desafío. Saúl y todos los demás sabían que el rey, como el más alto y fuerte del ejército, debía ser el campeón de Israel.
 
Durante cuarenta días los israelitas habían buscado sin éxito un campeón que les representara y batallara con Goliat. Cierto día David fue enviado por su padre con provisiones para sus hermanos mayores en el campamento de Israel. Mientras David cumplía las órdenes de su padre, escuchó a Goliat lanzar su acostumbrado desafío en contra del ejército hebreo, y al ver que nadie del ejército respondía al desafío, David se ofreció como voluntario para pelear contra Goliat.
 
Muchos de los que observaban veían a un gigante. Sin embargo, David vio a un mortal que desafiaba al Dios todopoderoso. Sabía que no estaría solo cuando enfrentara a Goliat: Dios pelearía con él. Vio su situación desde el punto de vista de Dios. Mirar las circunstancias imposibles desde el punto de vista de Dios nos ayuda a poner en su correcta perspectiva los problemas gigantes. Una vez que los identificamos podremos pelear mejor.
 
Cuando David se ofreció para combatir con el gigante filisteo, Saúl se opuso por la juventud del muchacho. A esto, David relató su experiencia con los leones y osos que atacaban los rebaños confiados a su cuidado. La confianza de David estaba fundada en algo más seguro que su experiencia como pastor. Estaba fundada en una fuerte fe religiosa. Goliat había desafiado al ejército del Dios viviente. Y por último David le dijo a Saúl, realmente era el Señor quien había librado a su siervo del león y el oso, y él también me librará de la mano de este filisteo.
 
Queridos hermanos, David al escuchar a Goliat desafiar al ejército del eterno Creador, salió al frente para aceptar ese desafío, pues confiaba en el poder de su Creador para liberarlo de la mano de su enemigo. Dudar del poder de Dios y de su capacidad y propósito de ayudarnos, es a veces la mayor de las tentaciones que enfrentamos como hijos suyos. Cuando surgen problemas, o nos abate la enfermedad, recurrimos primero que todo a alguna fórmula que nosotros mismos hemos descubierto antes que confiar en el poder del eterno Creador. Hermanos, para enfrentar a los gigantes que nos agobian en la actualidad, mucho nos ayudaría mirar atrás y ver la constante fidelidad de Dios para con nosotros.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x