Jesus Is Life

1 SAMUEL 14

CONFIANZA EN DIOS.

8 Muy bien le dijo Jonatán. Cruzaremos y dejaremos que nos vean. 9 Si nos dicen: “Quédense donde están o los mataremos”, entonces nos detendremos y no subiremos hacia ellos. 10 Pero si nos dicen: “Suban y peleen”, entonces subiremos. Esa será la señal del SEÑOR de que nos ayudará a derrotarlos. 11 Cuando los filisteos vieron que se acercaban, gritaron…12 … a Jonatán: ¡Suban aquí y les daremos una lección!. Vamos, sube detrás de mí le dijo Jonatán a su escudero, ¡porque el SEÑOR nos ayudará a derrotarlos!. 13 Así que escalaron usando pies y manos. Entonces los filisteos caían ante Jonatán, y su escudero mataba a los que venían por detrás. NTV.

Durante varias semanas el ejército hebreo se había quedado sin arremeter contra el ejército filisteo, y Jonatán al ver la pasividad de su ejército, se apartó del campamento con su escudero de armas para atacar a los filisteos. Jonatán y su escudero cruzaron el valle hasta el lado filisteo, a unos cinco kilómetros del campamento de Saúl en Migrón en el distrito de Geba, sin dar a conocer sus planes a nadie.

Jonatán tuvo el cuidado de no actuar alocadamente adelantándose a Dios, y por ello le explicó a su escudero de armas que el eterno Creador los iba a guiar en cuanto a la decisión que debían de tomar. Cuando los filisteos vieron a Jonatan y a su escudero les desafiaron provocativamente pues no representaban una fuerza que pudiera atacar al inmenso ejército filisteo. Los filisteos les dijeron: ¡Suban aquí y les daremos una lección! esa fue toda la confirmación que necesitaban. Para Jonatán, las palabras de los filisteos era la señal segura de que Dios había entregado al enemigo en sus manos; y comenzó a escalar con su escudero las empinadas protuberancias rocosas.

Jonatán y su escudero estaban en una inferioridad de poderes con respecto al ejército filisteo, pero ellos confiaron en Dios, sabiendo que el tamaño del ejército enemigo no restringiría la capacidad de Dios para ayudarlos. Por eso, treparon rápidamente a donde los desprevenidos soldados filisteos estaban aguardando para apoderarse de ellos. Aprovechando la sorpresa, Jonatán y su compañero rápidamente abatieron a la guarnición, matando como veinte hombres. En el espacio de una media yugada de tierra.

Dios honró la fe y la acción valerosa de estos dos hombres con una victoria tremenda. ¿Se ha sentido alguna vez rodeado por el «enemigo» o ha enfrentado circunstancias abrumadoras? Dios no se intimida nunca por el tamaño del enemigo o por la complejidad de un problema. Con Él, siempre hay suficientes recursos para resistir las presiones y ganar las batallas. Si Dios lo ha llamado a actuar, comprometa valientemente con Dios los recursos que posea y deposite su confianza en El para que le dé la victoria. Dios puede obrar por su pueblo y con su pueblo sin tomar en consideración el número, si son muchos o pocos. La fe osa lo imposible cuando se mantiene a la vista “del invisible”.

Queridos hermanos, Jonatán a pesar de estar en una inferioridad de poderes ante los filisteos, confió en el poder del eterno Creador, tenía la seguridad de que Él les iba a dar la victoria ante sus enemigos. Hermanos, Cuando nos enfrentemos a un obstáculo que este más allá de nuestro control, no nos desalentemos, más bien confiemos en el poder de nuestro amado Creador, Él nos proveerá de una respuesta para proceder y vencer cualquier obstáculo en nuestras vidas.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x