Devocional

1 SAMUEL 9

CIRCUNSTANCIA.

15 … el SEÑOR le había dicho a Samuel el día anterior: 16 Mañana a esta hora te enviaré a un hombre de la tierra de Benjamín. Úngelo para que sea el líder de mi pueblo, Israel. Él lo librará de los filisteos, porque desde lo alto he mirado a mi pueblo con misericordia y he oído su clamor. 17 Cuando Samuel vio a Saúl, el SEÑOR le dijo: ¡Ese es el hombre del que te hablé! Él gobernará a mi pueblo. NTV.

El pueblo hebreo había despreciado el gobierno de Dios por asemejarse a los pueblos que los rodeaban. Ellos habían pedido a Samuel que les diera un rey como nuevo gobernante de la nación. A pesar de que su pueblo lo rechazó, el eterno Creador atendería a los pedidos de su pueblo y los proveería de ese monarca anhelado. Tras la petición de su pueblo, el eterno Creador prepararía un encuentro entre Samuel y la persona idónea para que ejerza el primer gobierno monárquico dentro de Israel.

Saúl, acompañado de su sirviente, recorrió un amplio territorio asignado a la tribu de Benjamín en busca de las asnas perdidas de su padre. A pesar de la fatiga y el cansancio Saúl estaba decidido a cumplir las órdenes recibidas en todos sus detalles, no deseaba volver con las manos vacías donde su padre, por eso a pesar de que su sirviente le incitó para volver, prosiguieron adelante en la búsqueda. Ante la obstinación de Saúl, su sirviente le dijo que en aquella ciudad vivía un siervo de Dios, el cual les podía ayudar a encontrar las asnas de su padre. Entonces Saúl y su sirviente fueron en la búsqueda del siervo de Dios.

Antes de que Saúl llegara al encuentro de Samuel, el eterno Creador había asegurado el día anterior a Samuel, que se iba a encontrar en breve con un joven benjamita que iba a ser designado como el futuro rey de Israel. Le había asegurado que este encuentro se iba a llevar a cabo el día siguiente a la hora señalada. El eterno Creador para cumplir la profecía hecha a su siervo Samuel, utilizó una simple circunstancia de unas asnas extraviadas que Saúl saldría a buscar. El eterno Creador para cumplir sus propósitos en la vida de las personas, utiliza circunstancias inimaginables por los hombres, circunstancias simples como las utilizó para que Saúl se encontrara con Samuel y así instaurar la monarquía dentro del pueblo hebreo.

Una vez que Samuel se encontró con Saúl, el eterno Creador le dijo a Samuel: que aquel hombre era la persona a la cual debía ungirle para que sea el futuro rey de Israel. Samuel ante las palabras del Señor, acogió con calidez y honores a Saúl y le dijo que él liberaría al pueblo hebreo de las asechanzas de los filisteos. En su sencillez, Saúl dudaba de que el profeta se estuviera dirigiendo al hombre apropiado y destacó el hecho de que él pertenecía a la más pequeña de las tribus de Israel. Pero sus argumentos no detuvieron a Samuel, quien continuó multiplicándole honores.

Queridos hermanos, en el pasado, el eterno Creador para cumplir sus propósitos de instaurar la monarquía en Israel, utilizó a unas asnas extraviadas para que su siervo Samuel se encontrara con Saúl, el futuro monarca. En la actualidad Dios sigue utilizando circunstancias de nuestras vidas para llevar a cabo sus misericordiosos planes. Hermanos, muchas veces no entendemos las circunstancias que atravesamos y cuando no entendemos reprochamos a Dios por esas circunstancias. Nunca reprochemos a Dios por nuestras circunstancias, debemos tener en claro que nuestro amado Señor puede hacer que algunos de los sucesos menos relevantes de nuestras vidas obren de manera inesperada para nuestro beneficio y bendición.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x