Devocional

1 SAMUEL 6

RESPETO A DIOS.

2 Entonces los filisteos mandaron llamar a sus sacerdotes y adivinos, y les preguntaron: ¿Qué debemos hacer con el arca del SEÑOR? … 3 Devuelvan el arca del Dios de Israel junto con un regalo les dijeron. Envíen una ofrenda por la culpa, para que la plaga se detenga. Entonces, si se sanan, sabrán que fue la mano de Dios la que causó esta plaga. 5 Hagan estas cosas para demostrar su respeto al Dios de Israel. Tal vez entonces él deje de afligirlos a ustedes, a sus dioses y a su tierra. 6 No sean tercos y rebeldes como lo fueron faraón y los egipcios. Cuando Dios terminó con ellos, estaban deseosos de dejar ir a Israel. NTV.

El arca del pacto estuvo entre los filisteos por el lapso de siete meses. En esos meses, el eterno Creador había desplegado su poder en contra del pueblo filisteo, enviando pestes y tumores malignos en contra de los ciudadanos y gobernantes de las ciudades filisteas. Ante esta tremenda aflicción, los príncipes filisteos llamaron a los sacerdotes y adivinos de la nación, para consultarles lo que deberían hacer con el arca del pacto del pueblo hebreo y como devolvérselos para que la peste no siga causando más daño en sus pueblos. Los adivinos eran funcionarios religiosos altamente considerados por los pueblos paganos del Cercano Oriente. Ellos pretendían ser capaces de predecir acontecimientos futuros.

Los sacerdotes y adivinos que se presentaron ante los cinco príncipes de las ciudades filisteas, tenían basto conocimiento del poder del eterno Creador, estaban familiarizados con la historia del éxodo, y aconsejaron a los filisteos que no endurecieran sus corazones como los egipcios y Faraón endurecieron su corazón. Les aconsejaron devolver el arca del pacto a sus dueños, acompañados de una ofrenda expiatoria por la culpa y en compensación por sus acciones. Asombra ver cuánto sabían los sacerdotes de Dagón acerca del Dios de Israel y el buen uso que hicieron de esos conocimientos. Alrededor del mundo muchas personas en lo más profundo de su ser, perciben la existencia de un ser divino, pero a pesar de tener esa percepción, por su orgullo y vana gloria, no son capaces de reconocerlo como Señor y creador.

Los adivinos sugirieron que la ofrenda consistiera en cinco tumores de oro y cinco ratones de oro. La cantidad de cinco se decidió por el número de ciudades principales y príncipes de los filisteos que fueron afligidos por las mismas plagas. El eterno Creador había enviado una gran plaga de roedores, las cuales habían destruido gran parte de los campos y cultivos de los filisteos. Además, por la contaminación de las vertientes de agua por parte de estos roedores, habían muerto animales en los campos y seres humanos. Los adivinos y sacerdotes a través de estas acciones, trataron de que los líderes mostraran su respeto al eterno Creador, de esa forma anhelaban conseguir su favor, y así detenga las aflicciones sobre sus ciudades.

Queridos hermanos, Los filisteos reconocieron la existencia del Dios, pero tan sólo como una de las muchas deidades de las cuales buscaban su favor. El pensar en Dios de esta manera les facilitó ignorar su mandamiento de que debían adorarlo solamente a Él. Muchas personas en la actualidad reconocen el poder de Dios solo en momentos de necesidad, pero no están dispuestos a consagrar sus vidas para rendirle culto y adoración. Hermanos, no nos debemos acercar al Señor, solo en momentos de necesidad o aflicción, nosotros debemos tener una estrecha relación con el Señor cada momento de nuestras vidas, nuestro ser debe estar enteramente consagrado a Él, rindiéndole culto y adoración por siempre y para siempre porque Él es nuestro Señor y salvador.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x