Devocional

1 SAMUEL 5

SANTO.

1 Después de que los filisteos capturaran el arca de Dios, la llevaron del campo de batalla en Ebenezer hasta la ciudad de Asdod. 6 Entonces la mano dura del SEÑOR hirió a la gente de Asdod y de las aldeas cercanas con una plaga de tumores. 7 Cuando el pueblo se dio cuenta de lo que sucedía, exclamó: ¡No podemos quedarnos con el arca del Dios de Israel ni un minuto más! ¡Él está en contra de nosotros! Todos seremos destruidos junto con Dagón, nuestro dios. 8 Los gobernantes deliberaron y contestaron: Trasládenla a la ciudad de Gat. Así que trasladaron el arca del Dios de Israel a Gat. NTV.

Los filisteos, tras su victoria sobre los hebreos, triunfantes llevaron el símbolo religioso de Israel como premio a su victoria. Llevaron el arca de Dios a Asdod una de las ciudades filisteas. Colocaron el arca sagrada junto a la estatua de su dios Dagón. Ellos creían que este dios enviaba la lluvia y aseguraba una cosecha abundante. Pero los filisteos, como la mayoría de sus vecinos paganos, adoraban a muchos dioses. Mientras más dioses pudieran tener de su lado, más seguros se sentían. Esta era la razón por la cual deseaban el arca. Pensaban que, si había ayudado a los israelitas, también los podría ayudar a ellos.

Los filisteos al colocar el símbolo religioso hebreo cerca de la estatua de su dios, pensaron; como su dios les había dado la victoria sobre el pueblo hebreo y sobre su Dios, su dios Dagón también iba a bloquear el poder del arca del pacto, hasta que el poder del arca actúe en su favor, tal como había actuado en el pasado en favor de Israel. Los filisteos erróneamente pensaron que la fuerza de los hebreos para derrotar a los pueblos provenía del arca, y ese poder querían para ellos. Ellos no entendieron que el poder de los hebreos provenía de un Dios vivo que estaba, sobre todo lo creado

El eterno Creador es un Dios santo y no puede estar en un mismo lugar donde reina la abominación. El arca del pacto no podía estar compartiendo lugar con la estatua de un dios pagano. Dios a través de su poder, derribó la estatua del dios Dagón y dio a conocer al pueblo filisteo, el error que habían cometido al apoderase del símbolo religioso del pueblo hebreo y haberlo trasladado a una tierra pagana. Dios además de derribar la estatua del dios pagano, envió una epidemia sobre los moradores del pueblo donde habían colocado el arca del pacto.

El eterno Creador a través de las escrituras, constantemente está recordando a su pueblo; que lo santo no tiene que estar en comunión con lo pagano, pero a pesar de ese conocimiento, muchos cristianos se rebelan en contra de las escrituras y coquetean con las cosas del mundo, tratando de que exista un lazo de comunión entre la luz y la obscuridad.

Queridos hermanos, los filisteos comprobaron la amarga realidad de que lo santo no puede estar compartiendo lugar con lo pagano, o con lo inmundo. Dios con su poder destruyó la estatua del dios filisteo y castigó a las ciudades con una terrible epidemia. Cualquier persona después de haber aceptado a Cristo en su corazón, ya no debe estar coqueteando con las cosas del mundo. Debe tener presente que Jesucristo a través de su sacrificio en la cruz del calvario, perdonó sus pecados y lo santificó para que pueda acceder a la presencia de Dios Padre. Hermanos, si no nos separamos definitivamente de las cosas del mundo, Dios en un momento de nuestras vidas, nos enviará una reprenda, por haber despreciado lo que Él ya santificó. Recordemos que nuestro Dios es un Dios santo y esa misma santidad demanda de todos sus hijos: “Pues las Escrituras dicen: Sean santos, porque yo soy santo” 1 Pedro 1:16

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x