• Jue. Jun 30th, 2022

JUECES 10

Abr 12, 2021

¿ABANDONAR A DIOS?

6 Una vez más, los israelitas hicieron lo malo a los ojos del SEÑOR. Sirvieron a las imágenes de Baal y de Astarot, y a los dioses de Aram, de Sidón, de Moab, de Amón y de Filistea. Abandonaron al SEÑOR y dejaron de servirle por completo. 7 Entonces el SEÑOR ardió de enojo contra los israelitas y los entregó en manos de los filisteos y los amonitas, 8 … Durante dieciocho años oprimieron a los israelitas… 9 … Los israelitas estaban muy angustiados. 10 Finalmente clamaron al SEÑOR por ayuda y dijeron: Hemos pecado contra ti, porque te hemos abandonado como nuestro Dios para servir a las imágenes de Baal. NTV.

La mayoría de personas que aceptan al Señor en su corazón, son fervientes en los primeros años de vida cristiana, pero después de algunos años, ese fervor va decayendo poco a poco, hasta el punto de que se olvidan completamente de su Señor. Cuando eso sucede, las personas vuelven al mundo, vuelven a sus vidas pasadas y a practicar todo lo que le desagrada a Dios. Algo similar sucedió con el pueblo hebreo en el pasado, una y otra vez, Israel abandonaba su fervor por Dios con total facilidad y volvían a sus viejas costumbres.

El pueblo hebreo, cuando todas las cosas marchaban bien dentro de la nación, se alejaba de su Creador, e iban detrás de los dioses paganos, a los cuales empezaban a servir con fervor, como si fuesen su verdadero Dios. Este servicio a los dioses cananeos, a los ídolos y a las imágenes hechas por manos humanas, provocó la ira de su Creador, razón por la cual, como castigo, abandonó nuevamente a su pueblo y los dejó a merced de sus enemigos.

El pueblo hebreo sin la protección y el cuidado del eterno Creador, entró en batalla contra los ejércitos de los filisteos y los amonitas. Desde el borde del desierto de las fuentes del Jaboc vinieron los amonitas marchando hacia el oeste. Lejos de detenerse ante el Jordán estos invasores lo cruzaron para hostigar a: Judá, Efraín y Benjamín al otro lado. Entretanto y desplazándose desde las llanuras a lo largo de la costa, los filisteos avanzaron con rumbo al este. El pueblo de Dios fue derrotado por estos ejércitos, los cuales tras su victoria oprimieron a los hebreos por dieciocho años.

Israel en sus batallas no tuvo poder ante los filisteos y los amonitas, porque había dejado de adorar a su Creador para servir a los dioses de estos paganos. Tras dieciocho años de opresión en manos de sus enemigos, finalmente el pueblo hebreo recapacitó, abandonó sus caminos pecaminosos y clamaron a Dios pidiendo ayuda. Cuando los israelitas estuvieron al final de la cuerda no buscaron la ayuda de sus dioses paganos, sino la del único verdadero Dios que realmente podía ayudarlos a vencer a sus opresores. Después de tanto sufrimiento innecesario el pueblo hebreo finalmente volvió su mirada a su Creador.

Queridos hermanos, el pueblo hebreo, cuando las cosas marchaban bien, pronto se olvidaban de su Creador y volvían a sus costumbres pecaminosas, volvían a la idolatría. Los cristianos no somos mejores que el pueblo hebreo en nuestra relación con nuestro Creador, pues frecuentemente cuando las cosas marchan bien en nuestras vidas, dejamos de lado nuestra relación con Él. Dejamos de congregarnos, de estudiar su palabra, dejamos de servir, de orar y dar gracias a Dios, hasta inclusive volvemos a nuestras viejas prácticas pecaminosas. Hermanos, el pueblo hebreo por ir en busca de los dioses paganos sufrió las consecuencias, fueron oprimidos por dieciocho largos años. Tal vez por abandonar nuestra relación con nuestro Creador, no tengamos la misma clase de opresión que sufrió el pueblo hebreo, pero sí es seguro, que el Señor nos diciplinará con vara de hierro, para que volvamos al camino de la salvación y la vida eterna.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x