Devocional

JUECES 3

VIVIR ENTRE LOS INCONVERSOS.

4 El SEÑOR dejó a estos pueblos con el fin de poner a prueba a los israelitas para ver si obedecían los mandatos que el SEÑOR había dado a sus antepasados por medio de Moisés. 5 Así que los israelitas vivieron entre los cananeos, los hititas, los amorreos, los ferezeos, los heveos y los jebuseos, 6 y se unieron en matrimonio con ellos: los hijos de los israelitas se casaron con las hijas de esos pueblos, y las hijas de los israelitas fueron dadas en matrimonio a sus hijos. Y los israelitas sirvieron a los dioses de esas naciones. NTV.

Tras la muerte de Josué, el pueblo hebreo en las batallas para conquistar los territorios que se les fueron asignados. Las diferentes tribus de Israel, permitieron que algunos de los pueblos cananeos, se quedaran a vivir entre ellos, desobedeciendo de esa forma los mandatos del eterno Creador. Las ordenes de Dios, fue que todos los pueblos cananeos sin excepción, debían ser expulsados del territorio que Él les había entregado como posesión perpetua, para que se establezcan como una nación. Israel al permitir que algunos pueblos paganos se quedaran, quebrantó esta ordenanza dada por Dios.

El Creador, por el quebranto de su ordenanza, permitió que los pueblos enemigos permanecieran conviviendo con los israelitas, para probar la fidelidad de ellos, a los mandatos que Moisés les había enseñado en el pasado. Israel al estar conviviendo con los pueblos paganos, no pudo ser influente ante ellos, no pudo llevarlos al conocimiento y a la adoración del único Dios verdadero, ni tampoco se comporto como un pueblo apartado para Dios. Más bien, el pueblo hebreo se dejó influenciar del paganismo de esos pueblos, pronto dejaron atrás las enseñanzas de Moisés, y abandonaron a su Creador.

Los hebreos, al estar en constante relación con los cananeos, se dejaron llevar por el atractivo de los hombres y las mujeres de los pueblos vecinos, y pronto hubo matrimonios mixtos, atando de esa forma aún más los lazos entre ellos. Tras los matrimonios, los israelitas aceptaron a los dioses paganos de los cananeos. Al aceptar a estos dioses en sus casas, los israelitas comenzaron gradualmente a aceptar las prácticas inmorales asociadas con ellos. algo que Dios estrictamente les había prohibido.

Israel empezó a adorar a Baal, que casi siempre era representado como un toro, También adoró a Astarot, la cual era la consorte femenina de Baal, diosa madre del mar que era adorada mediante dos pilares de madera que se colocaban sustituyendo a árboles sagrados. De esa forma, el pueblo hebreo, fue cambiando la adoración del único Dios verdadero, por la adoración de ídolos de madera, piedra o hierro, hechas por manos humanas. Israel dejo de servir a Dios por servir a los dioses paganos. Los cristianos actúan similares a Israel cuando dejan la adoración de Dios por otras actividades, pasatiempos o prioridades. Sus ídolos no están hechos de madera o de piedra, pero son igualmente pecaminosos.

Queridos hermanos, Dios permitió que los pueblos paganos vivan entre los israelitas para probar su fidelidad, pero Israel fallo esa prueba, el pueblo se relacionó con el paganismo y adoptó a sus dioses para servirles y adorarles. En la actualidad, Dios permite que sus hijos vivan entre los inconversos, para que influyan en la vida de ellos. dándoles a conocer de su amor, perdón y el regalo de la vida eterna. Muchos cristianos fallan, en vez de influenciar a los inconversos, los cristianos se dejan influenciar de los inconversos, adoptando practicas nocivas para la vida de comunión con el Creador. Hermanos, si no tenemos una madurez espiritual para influenciar positivamente en la vida de los inconversos, mejor tratemos de evitar relacionarnos con ellos, antes de que ellos nos influencien negativamente y nos aparten de nuestra comunión con nuestro amado Creador.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x