Devocional

JOSUÉ 22

COMPROMISO DE ADORACIÓN.
 
16 … por qué están traicionando al Dios de Israel. ¿Cómo pudieron apartarse del SEÑOR y construirse un altar en rebeldía contra él? 21 Entonces la gente de Rubén, de Gad y de la media tribu de Manasés les respondieron… 24 La verdad es que construimos este altar porque tenemos miedo de que, en el futuro, sus descendientes les digan a los nuestros: “¿Qué derecho tienen ustedes de adorar al SEÑOR, Dios de Israel? 26 Por eso decidimos construir el altar… 27 … como un monumento conmemorativo. Les recordará a nuestros descendientes y a los de ustedes que nosotros también tenemos el derecho de adorar al SEÑOR en su santuario… NTV.
 
Una vez que casi la totalidad de las ciudades de Canaán fueron conquistadas por parte del ejército hebreo, Josué convocó a los guerreros de las tribus de Rubén, Gad y la media tribu de Manasés para liberarlos de su promesa, ya que ellos habían cumplido el pacto perfectamente establecido con Moisés, ellos habían liderado al ejército israelí en contra de los ejércitos de las ciudades cananeas. De esa manera habían ayudado a que las demás tribus tomaran posesión de las tierras para sus familias.
 
Josué despidió a esos guerreros para que vayan con sus familias al otro lado del Jordán, donde habían heredado los territorios de la mano de Moisés. Josué les bendijo y les recordó las enseñanzas de Moisés para que en sus tierras las pongan en práctica. Les instruyó para que obedezcan a su eterno Creador, anden en sus caminos con reverencia y temor, amándole, honrándole y sirviéndole de todo corazón. De esa forma Josué les recordó de su responsabilidad espiritual al otro lado del Jordán.
 
Tras la despedida de Josué, estos guerreros que iban rumbo a sus hogares habían visto en un grado inusitado el poder de Dios durante la conquista de Canaán. Sentían profundamente su necesidad de mantener una relación correcta con Dios como lo hacía Josué. Antes de volver a cruzar al lado este, edificaron allí un altar junto al río Jordán, un altar de grande apariencia. Suficientemente grande para ser visto de la orilla oriental, estaba destinado a servir como un memorial del vínculo entre las tribus de los dos lados del Jordán
 
Las dos y media tribus para construir ese altar conmemorativo, no consultaron a Josué líder de todo el pueblo hebreo, esa falta de comunicación provocó sospechas entre las tribus occidentales. Por lo cual se juntó toda la congregación de los hijos de Israel en Silo, para subir a pelear contra ellos. Las tribus occidentales supusieron que el nuevo altar estaba destinado a la adoración de ídolos; era por lo tanto un santuario rival. Esto, desde luego, constituía una rebelión contra Dios. Tal situación no podía ser tolerada. Razón por la cual el pueblo envió una delegación comandada por el sacerdote Finees para saber la verdad, siguiendo el principio enseñado en las leyes de Moisés.
 
Cuando fueron desafiados por esta delegación, los guerreros de las tribus de Rubén, Gad, y la media tribu de Manasés les explicaron que el altar fue erigido como un monumento. Para que en las edades futuras sea un testimonio perpetuo de la relación entre las tribus separadas por el río. Ellos les explicaron que con el altar querían enfatizar el hecho de que los pueblos de ambos lados del río adoraban al mismo Dios. Todos los pueblos conocerían así la unidad espiritual de las tribus del este y el oeste. Esta clara explicación se encontró con la aprobación de otros israelitas
 
Queridos hermanos, las tribus de Rubén, Gad, y la media tribu de Manasés construyeron un altar como recordatorio, un testigo de su compromiso para seguir adorando en el Tabernáculo con todo Israel, y como un testimonio de su derecho de continuar compartiendo la adoración del Señor a pesar del río que los separa del resto de Israel. Hermanos, una vez que nos hemos comprometido con el Señor, no debemos dejar ese compromiso por más lejos que quede nuestra congregación de origen, debemos buscar una congregación de sana doctrina, cerca en donde estemos viviendo en la actualidad, y así congregarnos para adorar a nuestro amado Señor.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x