• Jue. Jun 30th, 2022

JOSUÉ 14

Mar 12, 2021

SIN MIEDO.

7 … Moisés, siervo del SEÑOR, me envió desde Cades-barnea a que explorara la tierra de Canaán. Regresé y di un informe objetivo de lo que vi, 8 pero los hermanos que me acompañaron asustaron tanto al pueblo que nadie quería entrar en la Tierra Prometida. Por mi parte, seguí al SEÑOR mi Dios con todo mi corazón. 9 Así que, ese día, Moisés me prometió solemnemente: “La tierra de Canaán, por donde recién caminaste, será tu porción de tierra… 12 Así que dame la zona montañosa que el SEÑOR me prometió… 13 Entonces Josué bendijo a Caleb, hijo de Jefone, y le dio Hebrón como su, tierra. NTV.

¿Usted alguna ves ha estado al frente de una situación peligrosa? ¿Confrontó esa situación o salió huyendo de ella?. Con frecuencia cuando las personas se encuentran al frente de una situación peligrosa, salen huyendo, pues se dejan dominar por el miedo. En el pasado, Moisés envió a doce hombres hebreos a explorar la tierra cananea. Tras explorar las tierras, los hombres volvieron al campamento hebreo y dieron el informe a Moisés y a todos los líderes de Israel. Uno de estos hombres fue Caleb, quien a pesar de ver que los habitantes de esas ciudades eran grandes y fuertes, no tuvo miedo, más bien alentó al pueblo para ir en contra de ellos y tomar posesión de la tierra que Dios les estaba entregando como herencia.

Diez de los hombres que habían acompañado a Caleb a inspeccionar las tierras cananeas, con sus informes atemorizaron a todo el pueblo, por eso, casi la totalidad de los israelitas no quisieron proseguir en su ambición de tomar la tierra prometida a sus antepasados. Caleb por su confianza en el poder de Dios, trató de que sus compatriotas cambiaran de parecer, he ir en pos de la tierra prometida. La actitud de Caleb fue bien vista ante los ojos de Moisés, por eso le hizo una promesa solemne, le prometió dar como herencia la tierra que había explorado.

De la promesa de Moisés a Caleb habían pasado Cuarenta y cinco años, a pesar de todos esos años la fe de Caleb en el Señor seguía firme. El Creador en todos esos años en los cuales el pueblo hebreo peregrinó por el desierto, mantuvo con vida a Caleb, para que el viera el cumplimento de la promesa hecha por su siervo Moisés. Los demás hombres que inspeccionaron las tierras de Canaán conjuntamente con Caleb, fueron muertos por no haber confiado en el poder del eterno Creador.

Tras la conquista de las tierras de Canaán, Caleb se presentó ante Josué para recordarle la promesa que Moisés le había hecho en el pasado. Se presentó para exigir su recompensa por su fe en el poder del eterno Creador. Pidió que se le dieran la zona montañosa de los anaceos que el Señor le había prometido. A pesar de las varias luchas que el pueblo hebreo había confrontado, las tierras que estaba pidiendo Caleb todavía no estaban conquistadas, pero confiaba en el poder de Dios para echar a los habitantes de esas tierras. Caleb aún veía las cosas con ojos de fe y no como parecían a la vista. Este era el secreto de su fuerza permanente y su éxito asombroso. La solicitud fue concedida y Hebrón vino a ser heredad de Caleb, Josué como líder del pueblo hebreo lo bendijo.

Queridos hermanos, Caleb a pesar de ver las dificultades para tomar la tierra prometida, hizo a un lado el miedo y alentó a su pueblo para ir en pos de ella. Esta actitud fue recompensada por el eterno Creador, pues después de cuarenta y cinco años recibió las tierras que le fueron prometidas por su fe y confianza en el eterno Creador. Hermanos, en la actualidad Dios no nos envía a inspeccionar territorios como a Caleb, pero el Señor sí nos envía a compartir su palabra a todas las naciones del mundo. Algunas de estas naciones a las cuales el Señor nos envía, no tienen libertad para expandir el evangelio, pero esto no nos tiene que detener, debemos desechar el miedo y proseguir adelante compartiendo el evangelio de nuestro amado Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x