• Jue. Jun 30th, 2022

JOSUÉ 12

Mar 10, 2021

HERENCIA ETERNA.

6 Moisés, siervo del SEÑOR, y los israelitas habían destruido al pueblo del rey Sehón y al del rey Og. Moisés entregó esas tierras como posesión a la tribu de Rubén, a la tribu de Gad y a la media tribu de Manasés. 7 … Josué y los ejércitos israelitas derrotaron al occidente del Jordán, desde Baal-gad, en el valle del Líbano, hasta el monte Halac, que sube hacia Seir. Josué les dio esa tierra como posesión a las tribus de Israel, 8 la cual abarcaba la zona montañosa, las colinas occidentales, el valle del Jordán, las laderas de las montañas, el desierto de Judá y el Neguev… NTV.

Moisés había dirigido con éxito al ejército israelí, bajo su dirección conquistaron las ciudades que estaban al oriente del río Jordán. Estas primeras ciudades conquistadas fueron entregadas como herencia a las tribus de Rubén, Gad y la media tribu de Manasés, pues los líderes de estas tribus se habían presentado ante Moisés y los demás líderes de las tribus del pueblo hebreo, solicitando esas tierras para que fuesen la parte de su herencia.

Los territorios que Israel conquistó bajo la dirección de Moisés fueron: El territorio de los dos reyes Sehón y Og, los cuales se extienden desde la quebrada del Arnón en el sur hasta el monte Hermón en el norte. La quebrada del Arnón corre de este a oeste y desemboca en el mar de Arabá (mar Muerto), como en su punto medio. El límite occidental de la tierra de los reyes es el Arabá, la hendidura que incluye el mar de Cineret (Galilea), el valle del Jordán y el mar Muerto. Al este, la frontera está demarcada por el desierto Árabe.

Tras la muerte de Moisés, Josué asumió el liderazgo del pueblo hebreo, dirigió a Israel y los hizo cruzar al otro lado del río Jordán para tomar posesión de la tierra que Dios había prometido a los patriarcas de Israel. Una vez al otro lado del Jordán, Josué dirigió al ejército hebreo en contra de las ciudades cananeas, obteniendo grandes victorias con el favor del eterno Creador.

Josué, en su primera batalla, capturó la ciudad bien fortificada de Jericó, tras siete días de marchar alrededor de la ciudad. Una vez capturada la ciudad, estableció una posición firme en los territorios cananeos. Demostró el poder imponente del Dios de Israel. El ejército hebreo conquistó tierras en las montañas alrededor de Bet-el y Gabaón. De allí sometió a los pueblos que ocupaban los valles. También conquistó ciudades importantes en el norte, como Hazor. En fin, Israel conquistó tierras tanto al este como al oeste del Jordán; desde el monte Hermón al norte hasta más allá del Neguev, al monte de Halac en el sur. Derrotaron treinta y un reyes y sus ciudades. Tras la conquista de las ciudades al otro lado del Jordán, Josué entregó esas ciudades a las nueve tribus y a la media tribu de Manasés que todavía no habían recibido una herencia territorial para que se establezcan con sus clanes.

Queridos hermanos, Moisés y Josué dirigieron exitosamente al ejército hebreo. Ellos con la ayuda del eterno Creador, derrotaron a las ciudades que ocupaban la tierra que Dios había prometido entregarles como herencia para que se establezcan como una gran nación. Dios demostró su asombroso poder para expulsar a las naciones cananeas y entregar esos territorios al pueblo hebreo. Hermanos, en el pasado el pueblo hebreo libró grandes batallas para tomar posesión de la tierra prometida. Nosotros no tenemos que batallar como el pueblo hebreo para alcanzar nuestra herencia, pues nuestra herencia esta reservada en la morada de Dios. Nuestro amado Señor, se adelantó, Él ascendió al cielo para prepararnos el lugar de nuestra herencia eterna. “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros”. Juan 14:2

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x