Devocional

DEUTERONOMIO 10

REQUERIMIENTOS DE DIOS.

12 Y ahora, Israel, ¿qué requiere el SEÑOR tu Dios de ti? Sólo requiere que temas al SEÑOR tu Dios, que vivas de la manera que le agrada y que lo ames y lo sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma. 13 Debes obedecer siempre los mandatos y los decretos del SEÑOR que te entrego hoy para tu propio bien. 20 Tienes que temer al SEÑOR tu Dios, adorarlo y aferrarte a él… 21 Sólo él es tu Dios, el único digno de tu alabanza, el que ha hecho los milagros poderosos que viste con tus propios ojos. NTV.

Muchos cristianos a pesar de conocer las escrituras, frecuentemente se preguntan: ¿Qué es lo que Dios espera de ellos? o ¿Cuál es el plan de Dios para sus vidas?. La mayoría de las veces se hacen estas cuestiones, cuando se sienten frustrados en su caminar en Cristo o cuando piensan que sus ministerios no avanzan. O simplemente esperan una confirmación sobrenatural para empezar a cumplir lo que el Señor ya ha revelado en su palabra para cada uno de sus hijos.

Al leer las escrituras, cada hijo de Dios, puede encontrar las respuestas a sus inquietudes en cuanto a su caminar en la vida cristiana. La biblia tiene respuestas para cada inquietud y también tiene las respuestas de lo que Dios espera de cada uno de sus hijos. Si la biblia tiene todas las respuestas, porque esperar una confirmación sobrenatural para empezar a vivir bajo la voluntad del Creador.

Moisés instruyó claramente a su pueblo, para que vivan en conformidad a la voluntad de su Creador, en las nuevas tierras que estaban a punto de poseer. Dios estaba cumpliendo su promesa de entregarles un territorio para que se establezcan como nación, pero requería algo de ellos y Moisés lo hizo saber a su pueblo. Les instruyó en los cinco requerimientos básicos que el Creador esperaba de ellos. Israel debía tener temor de Dios, debía caminar en todos sus caminos, debía amarlo, Servirle con toda el alma y guardar sus mandamientos. Estos cinco requerimientos, no solo fueron para el pueblo hebreo, pues en la actualidad, Dios espera que sus hijos cumplan estos requerimientos en su diario caminar en Cristo.

En la vida cristiana, estos requisitos se interrelacionan entre si, pues; primero viene el temor y el respeto a Dios, que surge de la conciencia del pecado y la culpa, pero que se calma con las buenas noticias del perdón. Entonces el justificado puede amarlo a él. “Nosotros lo amamos a él, porque él nos amó primero” (1 Juan 4:19). Entonces una vez que ama a Dios, el justificado puede andar por los caminos de Dios y servirle con el nuevo corazón y la nueva vida, como consecuencia de su fe. Jesús dijo: “El que permanece en mí y yo en él, este lleva mucho fruto” (Juan 15:5). Como consecuencia de su amor y servicio valora las palabras de Dios, las guarda en su corazón y en su mente.

Queridos hermanos, el cumplir con cada uno de estos requerimientos, son una demanda de Dios para cada uno de los que fueron regenerados a través de la sangre de su Hijo amado. Si las personas a pesar de haber aceptado en sus vidas a Cristo Jesús a través de sus palabras, y no cumplen estos requerimientos de Dios, las palabras de aceptación a Cristo se vuelven vacías y no producirán los frutos. Hermanos, no esperemos una respuesta sobrenatural de parte de Dios, para empezar a cumplir su voluntad que ya dejó establecida en las escrituras. Empecemos a vivir bajo el temor de Dios, sometámonos a su voluntad. Andemos en todos sus caminos. Amémoslo con todo nuestro ser. Sirvámosle con total reverencia y adoración. Guardemos su palabra en nuestro corazón y nuestra mente. Y vivamos una vida de obediencia a nuestro amado Señor.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x