Devocional

DEUTERONOMIO 4

NO HAY OTRO DIOS.

32 Investiga toda la historia, desde el momento en que Dios creó a los seres humanos sobre la tierra hasta ahora, y busca desde un extremo del cielo hasta el otro. ¿Alguna vez se ha visto u oído algo tan grande como esto? 34 ¿Existe algún otro dios que se haya atrevido a sacar a una nación de otra nación y hacerla suya con mano fuerte y brazo poderoso por medio de pruebas, señales asombrosas, milagros, guerras, y hechos aterradores?. Eso fue precisamente lo que el SEÑOR tu Dios hizo por ti… 39 Entonces recuerda lo siguiente y tenlo siempre presente: el SEÑOR es Dios en los cielos y en la tierra, y no hay otro. NTV.

Alrededor del mundo, muchas instituciones educativas enseñan las historias de la humanidad y las historias de las naciones, pero a pesar de un sinfín de historias humanas, ninguna nación tiene una historia fidedigna de un hombre que por sí solo haya rescatado a su nación de la esclavitud en manos de otra nación. Ni tampoco de la existencia de una nación, que fuera rescatada de su esclavitud por un dios que no fuera Yahvé, el Dios del pueblo hebreo.

La historia humana puede contar muchas historias, pero ninguna historia comprobable que se acerque a la realidad de la historia del pueblo hebreo. Muchas religiones consideran que su dios es el único dios verdadero, pero ninguna de esas religiones posee narraciones del poder asombroso de sus dioses que los hayan rescatado de la esclavitud y haberles dado una posesión terrenal para formar una nueva nación. A pesar de que el mundo y el resto de las religiones no quieran aceptar una realidad comprobable. Existe un Dios que mostró su poder y divinidad, que rescató a un pueblo de la esclavitud, les dio sus leyes, mandamientos y ordenanzas, sobre todo les dio un territorio para que formen su nación.

Yahvé, rescató al pueblo hebreo de su esclavitud en mano de los egipcios, les dirigió al monte Sinaí, donde se reveló ante el pueblo a través de su voz, les dio sus leyes, mandamientos y ordenanzas para que puedan convivir en paz y armonía. Dios les mostró su poder y divinidad. Los hombres pueden considerar la existencia de diversos dioses y rendirles culto y adoración, pero no van a poder comprobar su existencia, pues no tienen un documento detallado de cómo sus dioses formaron este mundo. Ya que los documentos que poseen, son meros fragmentos que no cuentan toda la historia de la creación del mundo y la humanidad.

El pueblo hebreo, es el único pueblo que tiene una documentación detallada de la creación. Documentos en los cuales se puede ver las acciones asombrosas de un ser divino, ver el despliegue de su poder para rescatarles de la esclavitud, y darles victoria sobre las otras naciones más poderosas que ellos. Además, es posible ver su profundo amor, misericordia, justicia y santidad. Yahvé, es su nombre, Él ha perdurado a lo largo de la historia de la humanidad. Las historias de los dioses de las otras naciones no han trascendido como ha transcendido Yahvé, pues muchos dioses han quedado en el pasado, pero Yahvé sigue trascendiendo, pues el Dios que se reveló a Israel hace muchos años atrás, sigue teniendo el mismo poder y autoridad sobre toda la creación.

Queridos hermanos, no importa lo que puedan decir los científicos o las otras religiones del mundo, no ha existido ni tampoco existirá un Dios tan poderoso como nuestro Dios, no habrá nadie que se le pueda asemejar, ni desplegar un poder tan infinito como Yahvé. Hermanos, Dios demostró su poder y su infinito amor por su creación al no limitarse en su relación con una sola nación, sino que expandió su relación con todas las naciones del mundo. Dios envió a su hijo amado para redimir a toda la humanidad y darles la posibilidad de una vida eterna. Por eso Él se merece todo nuestro reconocimiento y adoración.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *