Devocional

NÚMEROS 21

CEDA EL PASO.

21 … los israelitas enviaron embajadores a Sehón, rey de los amorreos, con el siguiente mensaje: 22 Permítenos atravesar tu territorio. Tendremos cuidado de no pasar por tus campos y viñedos, ni siquiera beberemos agua de tus pozos. Seguiremos derecho por el camino real hasta que hayamos atravesado tu territorio. 23 Sin embargo, el rey Sehón rehusó permitirles atravesar su territorio. En cambio, movilizó a todo su ejército y atacó a Israel en el desierto… 24 … los israelitas los masacraron … y ocuparon su tierra, desde el río Arnón hasta el río Jaboc… NTV.

En la actualidad se puede observar, que los valores humanos van desapareciendo más y más en la vida de las personas. Valores como la amabilidad y la generosidad han sido cambiados por descortesía y egoísmo. Por esta transformación de los valores, se ha vuelto difícil encontrar a personas que brinden su apoyo desinteresadamente, siempre están buscando cómo
sacar provecho de un favor realizado. También hay personas que se niegan rotundamente a brindar ayuda a otros.

El pueblo hebreo en su peregrinaje a la tierra prometida, constantemente tenían que atravesar territorios de otros pueblos. Los israelitas eran respetuosos con los territorios de los reinos vecinos, por eso, siempre que tenían que atravesar el territorio de algún reino, enviaban embajadores solicitando autorización para proseguir su camino y cruzar el territorio. Los hebreos llegaron a la tierra de los amorreos, y Moisés envió una comitiva al rey de los amorreos solicitando autorización para cruzar por esas tierras, prometieron no pisar los cultivos y tener el sumo cuidado al atravesar todo el reino, pero el rey negó la solicitud, más bien procuro levantarse en armas contra Israel.

Los moabitas eran una de las principales tribus de los cananeos. Ese nombre es usado a menudo de manera general cuando se hacen referencias más amplias a las naciones cananeas. Una tribu de los amorreos bajo la dirección de Sehón se había trasladado desde el norte de Palestina, y en batalla había tomado las ciudades de los moabitas. En un principio el territorio ocupado por los amorreos no estaba incluido en la promesa original de Dios a Abraham, sin embargo, por estar ahora en posesión de un pueblo cananeo, lo incluía.

El pueblo hebreo en su peregrinaje tenía que llegar a los vados del Jordán opuestos a Jericó. Para lo cual tenía que cruzar el territorio moabita ocupado por los amorreos. El pueblo hebreo pacíficamente quería cruzar esas tierras, por cuanto no había mandamiento de parte del Señor de hacer guerra a los amorreos, por eso, Moisés envió embajadores solicitando permiso para atravesar esas tierras, pero Sehón se rehusó, salió con sus ejércitos e Israel luchó. El ejército israelita no era experimentado en batalla, pero tenía valor, fuerza y confianza en su Creador. Por esa confianza, Dios les concedió victoria e Israel ocupó el territorio de los amorreos.

Queridos hermanos, La negativa del rey amorreo trajo consecuencias fatales para todo el reino. Los amorreos fueron vencidos en batalla y expulsados de sus territorios. En la actualidad se puede ver a personas con la misma actitud del rey amorreo. Estas personas suelen negar el paso a sus propios vecinos, cuando los terrenos de sus vecinos no tienen un libre camino de acceso. Por esta actitud egoísta, estas personas, en algún momento tendrán que asumir consecuencias similares a la del rey amorreo. Hermanos, si en algún momento alguien nos pide un favor, no seamos egoístas, apresuremos en brindar todo nuestro apoyo. Si está en nuestras manos, cedámosle el paso si alguien nos lo pide, de esa manera, nosotros escaparemos de cualquier consecuencia de parte de Dios sobre nuestras vidas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *