PROSTITUCIÓN ESPIRITUAL.

1 El SEÑOR le dijo a Moisés: 6 … me pondré en contra de todos los que se entregan a la prostitución espiritual al confiar en médiums o en los que consultan a los espíritus de los muertos. Los eliminaré de la comunidad. 27 Los hombres o las mujeres entre ustedes que actúen como médiums o que consulten a los espíritus de los muertos, deberán morir apedreados. Son culpables de un delito de muerte. 7 Así que consagren su vida para ser santos, porque yo soy el SEÑOR su Dios. 8 Guarden todos mis decretos poniéndolos en práctica, porque yo soy el SEÑOR quien los hace santos. NTV.

Alrededor del mundo, las personas viven interesadas en saber lo que les depara el futuro, y a menudo buscan a otros para que los guíen en este conocimiento. Estos guías para llamar la atención de sus consultantes, utilizan falsedades, enredándoles en sus palabrerías, endulzando los oídos de las personas con pronósticos prometedores para sus vidas. Algunas veces los pronósticos dados por estos guías llegan a su cumplimiento, gracias al poder del maligno que gobierna este mundo, el cual utiliza a estos guías para llevar a las personas a la condenación eterna.

En la antigüedad, los pueblos paganos practicaban el espiritismo como parte de su religión. Ellos consultaban con frecuencia a los espíritus de los muertos a través de rituales, consultaban acerca del futuro de las personas, o el futuro de su reino. Además de consultar sobre el futuro, ellos obstaculizaban la magia negra, es decir; a través de los espíritus contrarrestaban cualquier maleficio realizado en contra de las personas, brindándoles protección y seguridad.

Dios ordenó a su pueblo a no imitar las costumbres religiosas paganas, a no consultar ni practicar el ocultismo o el espiritismo, pues Él destruiría a todo aquel que se relacione en estas prácticas pecaminosas. El Creador estaba en contra de los médiums y los adivinos pues ellos no realzaban la santidad de Dios, más bien profanaban el santo nombre de Dios, tratando de descubrir lo que Dios ha reservado como exclusiva prerrogativa de su revelación. Por lo tanto, esas personas le robaban a Dios el honor que es exclusivamente de Él . Además, ellos llevaban al pueblo a la superstición y los ponían bajo el poder de Satanás.

En la actualidad como en el pasado, hay muchas personas que acuden a los que practican el ocultismo o el espiritismo en busca de ayuda y protección. La verdad es que no hay ninguna protección sobrenatural para el hombre, fuera del Señor. El procurar socorro por medio de lo oculto es una negación de la soberanía de Dios, y, por lo tanto, un equivalente a la idolatría. Consultar a adivinos o médiums, aunque puede ser muy popular en nuestros días, es tan contrario a la voluntad de Dios hoy como lo fue en los tiempos bíblicos

Queridos hermanos, los médiums y espiritistas son una abominación para el Creador. Él condena a todos los que lo practican. Ellos son impostores cuyas predicciones no pueden ser creidas. En el peor de los casos, están en contacto con espíritus diabólicos lo que los hace extremadamente peligrosos. Hermanos, Dios a través de su palabra, nos advierte de la prostitución espiritual, esta prostitución es el resultado de buscar consejos en lo oculto, si alguno de nosotros nos prostituimos seremos condenados igual que ellos. Si usted en algún momento siente deseos de saber su porvenir, busque esa información en los textos bíblicos, donde encontrará las promesas maravillosas presentes y futuras, que Dios tiene preparado para su vida.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x