Jesus Is Life

๐™‡๐™€๐™‘ร๐™๐™„๐˜พ๐™Š 1

๐™‹๐™๐™๐™€๐™•๐˜ผ ๐˜พ๐™Š๐™๐™‹๐™Š๐™๐˜ผ๐™‡.
2 โ€ฆ ๐™ก๐™ค๐™จ ๐™ฆ๐™ช๐™š ๐™๐™–๐™ฃ ๐™จ๐™ž๐™™๐™ค ๐™จ๐™–๐™ฃ๐™–๐™™๐™ค๐™จ ๐™™๐™š๐™—๐™š๐™ฃ ๐™จ๐™š๐™ง ๐™ก๐™ก๐™š๐™ซ๐™–๐™™๐™ค๐™จ ๐™–๐™ก ๐™จ๐™–๐™˜๐™š๐™ง๐™™๐™ค๐™ฉ๐™š, 3 ๐™ฆ๐™ช๐™ž๐™š๐™ฃ ๐™ก๐™ค๐™จ ๐™š๐™ญ๐™–๐™ข๐™ž๐™ฃ๐™–๐™งรก ๐™š๐™ฃ ๐™ช๐™ฃ ๐™ก๐™ช๐™œ๐™–๐™ง ๐™›๐™ช๐™š๐™ง๐™– ๐™™๐™š๐™ก ๐™˜๐™–๐™ข๐™ฅ๐™–๐™ข๐™š๐™ฃ๐™ฉ๐™ค. ๐™Ž๐™ž ๐™š๐™ก ๐™จ๐™–๐™˜๐™š๐™ง๐™™๐™ค๐™ฉ๐™š ๐™˜๐™ค๐™ข๐™ฅ๐™ง๐™ช๐™š๐™—๐™– ๐™ฆ๐™ช๐™š ๐™–๐™ก๐™œ๐™ช๐™ž๐™š๐™ฃ ๐™๐™– ๐™จ๐™–๐™ฃ๐™–๐™™๐™ค ๐™™๐™š ๐™ช๐™ฃ๐™– ๐™š๐™ฃ๐™›๐™š๐™ง๐™ข๐™š๐™™๐™–๐™™ ๐™œ๐™ง๐™–๐™ซ๐™š ๐™™๐™š ๐™ก๐™– ๐™ฅ๐™ž๐™š๐™ก, 4 ๐™ก๐™ก๐™š๐™ซ๐™–๐™งรก ๐™– ๐™˜๐™–๐™—๐™ค ๐™ช๐™ฃ๐™– ๐™˜๐™š๐™ง๐™š๐™ข๐™ค๐™ฃ๐™ž๐™– ๐™™๐™š ๐™ฅ๐™ช๐™ง๐™ž๐™›๐™ž๐™˜๐™–๐™˜๐™žรณ๐™ฃ, 8 โ€ฆ ๐™–๐™ฆ๐™ช๐™š๐™ก๐™ก๐™ค๐™จ ๐™ฆ๐™ช๐™š ๐™š๐™จ๐™ฉรก๐™ฃ ๐™จ๐™ž๐™š๐™ฃ๐™™๐™ค ๐™ฅ๐™ช๐™ง๐™ž๐™›๐™ž๐™˜๐™–๐™™๐™ค๐™จ ๐™™๐™š๐™—๐™š๐™งรก๐™ฃ ๐™ก๐™–๐™ซ๐™–๐™ง ๐™จ๐™ช ๐™ง๐™ค๐™ฅ๐™–, ๐™ง๐™–๐™จ๐™ช๐™ง๐™–๐™ง๐™จ๐™š ๐™ฉ๐™ค๐™™๐™ค ๐™š๐™ก ๐™˜๐™ช๐™š๐™ง๐™ฅ๐™ค ๐™ฎ ๐™—๐™–รฑ๐™–๐™ง๐™จ๐™š ๐™˜๐™ค๐™ฃ ๐™–๐™œ๐™ช๐™–; ๐™–๐™จรญ ๐™ฆ๐™ช๐™š๐™™๐™–๐™งรก๐™ฃ ๐™˜๐™š๐™ง๐™š๐™ข๐™ค๐™ฃ๐™ž๐™–๐™ก๐™ข๐™š๐™ฃ๐™ฉ๐™š ๐™ฅ๐™ช๐™ง๐™ค๐™จ ๐™ฎ ๐™ฅ๐™ค๐™™๐™งรก๐™ฃ ๐™ง๐™š๐™œ๐™ง๐™š๐™จ๐™–๐™ง ๐™–๐™ก ๐™˜๐™–๐™ข๐™ฅ๐™–๐™ข๐™š๐™ฃ๐™ฉ๐™ค. ๐™Ž๐™ž๐™ฃ ๐™š๐™ข๐™—๐™–๐™ง๐™œ๐™ค, ๐™ฉ๐™š๐™ฃ๐™™๐™งรก๐™ฃ ๐™ฆ๐™ช๐™š ๐™ฅ๐™š๐™ง๐™ข๐™–๐™ฃ๐™š๐™˜๐™š๐™ง ๐™›๐™ช๐™š๐™ง๐™– ๐™™๐™š ๐™จ๐™ช ๐™˜๐™–๐™ง๐™ฅ๐™– ๐™™๐™ช๐™ง๐™–๐™ฃ๐™ฉ๐™š ๐™จ๐™ž๐™š๐™ฉ๐™š ๐™™รญ๐™–๐™จ. 9 ๐˜ผ๐™ก ๐™จรฉ๐™ฅ๐™ฉ๐™ž๐™ข๐™ค ๐™™รญ๐™–.. 19 โ€ฆ ๐™š๐™ก ๐™จ๐™–๐™˜๐™š๐™ง๐™™๐™ค๐™ฉ๐™š ๐™™๐™š๐™—๐™š๐™งรก ๐™ฅ๐™ง๐™š๐™จ๐™š๐™ฃ๐™ฉ๐™–๐™ง ๐™ก๐™– ๐™ค๐™›๐™ง๐™š๐™ฃ๐™™๐™–โ€ฆ 20 โ€ฆ ๐™จ๐™ค๐™—๐™ง๐™š ๐™š๐™ก ๐™–๐™ก๐™ฉ๐™–๐™ง ๐™Ÿ๐™ช๐™ฃ๐™ฉ๐™ค ๐™˜๐™ค๐™ฃ ๐™ก๐™– ๐™ค๐™›๐™ง๐™š๐™ฃ๐™™๐™– ๐™™๐™š ๐™œ๐™ง๐™–๐™ฃ๐™คโ€ฆ
La mayorรญa de las personas que son hospitalizadas por alguna enfermedad, sin duda esperan impacientemente el alta mรฉdica para poder retornar a sus hogares con sus familiares. El mรฉdico antes de darles el alta, tiene que realizar los exรกmenes pertinentes para saber si la enfermedad que padecรญa el paciente ha cedido a los tratamientos realizados. Una vez con los resultados de los exรกmenes, el mรฉdico realiza nuevamente el diagnรณstico y la valoraciรณn al paciente, para que no tenga complicaciones despuรฉs de la alta mรฉdica. Tras el alta, los pacientes pueden retornar a sus hogares y completar ahรญ los tratamientos si es que todavรญa lo requieren.
En la รฉpoca del antiguo testamento, las personas que padecรญan enfermedades graves de la piel, eran excluidos de la comunidad y aislados fuera del campamento, para que no contagien al resto del pueblo. Las personas aisladas, esperaban impacientemente que sus heridas sanen pronto, para poder retornar al campamento con sus familiares. Una vez que la enfermedad cedรญa, las personas tenรญan que ser diagnosticadas antes de poder volver al campamento, este diagnรณstico lo realizaban los sacerdotes, ya que en ese entonces no existรญan los mรฉdicos como en la actualidad.
En el diagnรณstico, el sacerdote comprobaba si la persona tenรญa en su cuerpo algรบn rastro de la enfermedad, si no encontraba rastros de la enfermedad, el sacerdote procedรญa con el ritual de la purificaciรณn. Estos ritos eran largos y complicados, se realizaban fuera del campamento. Una vez que el sacerdote terminaba con el ritual de la purificaciรณn, la persona tenรญa que lavar su ropa, baรฑarse y rasurarse todo el cuerpo, una vez hecho esto, la persona era declarada ceremonialmente pura y estaba en condiciones de retornar al campamento.
A pesar de que la persona era declarada ceremonialmente puro, todavรญa no podรญa regresar a su carpa, tenรญa que quedarse fuera de ella durante siete dรญas. En el sรฉptimo dรญa, la persona tenรญa que afeitarse de nuevo todo el cuerpo, baรฑarse y lavar sus ropas. El lavamiento y la afeitada, simbolizaban la purificaciรณn de la contaminaciรณn que causรณ la enfermedad de la piel. Los siete dรญas adicionales fuera de su carpa, servรญan como salvaguardia para estar seguros de que la enfermedad de la piel no volverรญa a aparecer.
En el octavo dรญa, la persona sanada de su enfermedad, tenรญa que llevar ofrendas al sacerdote para que las ofrezca como sacrificio al Creador. El holocausto expresaba su total dedicaciรณn al Seรฑor. La ofrenda de grano era tambiรฉn un acto de consagraciรณn que mostraba gratitud por la liberaciรณn fรญsica de la enfermedad. La expiaciรณn tenรญa el propรณsito de restablecer la relaciรณn entre la persona y Dios. Tras estos rituales finales, la persona era declarada ceremonialmente pura y podรญa regresar a su carpa con sus familiares y ser parte activa nuevamente de todas las actividades de la comunidad.
Queridos hermanos, tras esta ordenanza dada por el Creador al pueblo hebreo, podemos entender la importancia de la pureza corporal que debรญan tener los que habitaban en la comunidad hebrea. En la actualidad para el Creador, sigue siendo importante la pureza corporal de sus seguidores, pues a travรฉs de su palabra, nos ha dejado una serie de instrucciones para que mantengamos esa pureza que ร‰l demanda. Hermanos, Jesucristo a travรฉs de su sacrificio en la cruz del calvario, limpiรณ toda inmundicia de nuestro cuerpo. En virtud al sacrificio de nuestro amado Seรฑor, ya no contaminemos nuestro cuerpo, mantengรกmonos limpios y puros, resistiendo todas las trampas que pueda enviar satanรกs para destruir el templo del Espรญritu Santo.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x