Devocional

ÉXODO 38

ADECUADA ADMINISTRACIÓN.

21 … materiales empleados en la construcción del tabernáculo del pacto. Los levitas compilaron las cifras bajo la dirección de Moisés. Itamar, hijo del sacerdote Aarón, fue el encargado de registrarlas. 24 El pueblo contribuyó con ofrendas especiales de oro, que sumaron un total de novecientos noventa y cuatro kilos…25 Toda la comunidad de Israel dio tres mil cuatrocientos veinte kilos de plata… 29 El pueblo también presentó como ofrenda especial dos mil cuatrocientos siete kilos de bronce. NTV.

Dentro de las empresas públicas y privadas, llevar el control de los inventarios de los bienes e inmuebles es importante, ya que, a través de ellas, las empresas pueden calcular su patrimonio real. Una empresa que no lleva un adecuado control del inventario, puede ir al fracaso y a la quiebra total. El pueblo hebreo había empezado con la construcción del tabernáculo e Itamar tenía registrado todos los materiales existentes para avanzar y culminar la construcción.

El pueblo hebreo fue minucioso con el registro de todos los materiales ofrendados por el pueblo hebreo, para la construcción del tabernáculo, los utensilios ceremoniales, al igual que para la elaboración de las vestimentas sacerdotales. Al igual que registraron las ofrendas, también registraron los materiales que fueron utilizados para culminar con la construcción de la casa para Dios y la confección encomendada. Este registro estuvo a cargo de Itamar, hijo del sacerdote Aarón. Seguramente Itamar, tenía el registro detallado de todos los ingresos de los materiales, los materiales utilizados y los materiales sobrantes de las ofrendas voluntarias del pueblo. A través de este registro, Itamar, al finalizar la obra estaría en disposición de presentar un balance de la situación económica a Moisés y a todo el pueblo en general.

Para llevar una correcta administración de una empresa, es importante llevar una adecuada contabilidad. Toda empresa que desee crecer y tener éxito, necesita de alguien que lleve el registro detallado de: ingresos, egresos, gastos, bienes e inmuebles, y patrimonio de la empresa. Una empresa que tenga un manejo adecuado de su contabilidad, nunca tendrá miedo de pasar por una auditoria estatal. Esta clase de administración, no solo se debe de llevarse en las empresas, también se la debe de llevar dentro de las iglesias cristianas, pues también manejan rubros similares a las de las empresas. Rubros como: ingreso de diezmos, ofrendas y aportes voluntarios, egresos por compras, adquisiciones para la iglesias y salarios de los trabajadores, pagos de servicios básicos, y por supuesto el inventario de los bienes e inmuebles de la iglesia. El pueblo hebreo a través de Itamar, da un ejemplo de llevar una correcta contabilidad.

Tras la culminación de la obra encomendada por el Señor, Itamar, presentó su informe de contabilidad a Moisés y a todo el pueblo hebreo. Informó la cantidad de materiales ofrendados por el pueblo, de igual manera los materiales utilizados en la construcción, siendo lo más relevante de su informe, la donación y en empleo del oro, plata, y bronce en la construcción del tabernáculo, los utensilios y la confección de las vestimentas sacerdotales. A través de este informe, se puede notar el orden y el temor que tenía el pueblo hebreo de manejar los recursos de Dios.

Queridos hermanos, el pueblo hebreo manejó correctamente los recursos que Dios había puesto en sus manos para la construcción del tabernáculo, ellos fueron unos buenos administradores que amaron y temieron a Dios. Algunos líderes de las iglesias cristianas, se oponen a que, dentro de sus iglesias, se adopten normas administrativas similares a las empresas, pues ellos dicen que las iglesias no son empresas para manejarlas como tal. Es cierto que las iglesias no son empresas, pero también es cierto que se debe de llevar una correcta administración y para ello se puede utilizar algunos principios administrativos que no estén en oposición a la palabra de Dios. Hermanos, si estamos al frente de la tesorería o contabilidad de nuestras iglesias, realicemos ese trabajo de la mejor forma, sabiendo que todos los recursos que están en nuestras iglesias pertenecen a nuestro amado Creador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *